1.800 refugiados son desalojados de un campamento en Francia

Fuerzas policiales iniciaron el desalojo de los refugiados en el campamento Grande-Synthe, Dunquerke

Fuerzas policiales de Francia iniciaron este martes el desalojo de 1.800 refugiados del campamento Grande Synthe, a las afueras del puerto de Dunquerke, frente a las costas de Inglaterra.

En un comunicado, la prefectura de la zona explicó que con esta operación las autoridades francesas quieren “afirmar que el paso al Reino Unido no es un simple formalismo” y poner fin a la acción de las redes de traficantes de seres humanos.

Se trata de poner fin a las mafias en esos campamentos y dar una “señal de firmeza” de que esa zona del litoral francés “no se convertirá en ningún caso en un enclave mafioso en manos de los traficantes kurdos”, señalaron desde la prefectura.

Las autoridades locales indicaron que a los refugiados e inmigrantes desalojados del campamento se les ofrecerán “condiciones de vida dignas y respetuosas con los derechos fundamentales”.

El desalojo de este martes es el sexto de un campamento de refugiados en Grande Synthe desde mayo. El anterior había tenido lugar el 28 de septiembre.

Grande Synthe ha sido en los últimos tiempos el gran punto de concentración en la costa francesa de las refugiados que tratan de cruzar de forma clandestina al Reino Unido principalmente desde la evacuación del gran campamento de Calais conocido como “la jungla” el 24 de octubre de 2016, donde había entre 6.000 y 8.000 personas.

El nuevo ministro de Interior, Christophe Castaner, tiene previsto realizar esta tarde una visita al lugar donde ha estado el campamento y luego a la comisaría de Dunkerque, explicó su departamento en un comunicado.

Telesur

Únase a la conversación