Swing Latino: Gerardo García, máximo promotor de la salsa en Perú

Ángel Méndez

135 0
135 0

 Creador de los premios y la Gala salsera “Tite Curet”

¡Chimpún! ¡Callao!…
El grito es común y se expande. Increíble, pero los peruanos se apoderaron de la salsa, sea esta colombiana, venezolana o boricua. Todos los años la rumba se enciende en El Callao, en Perú. Justo allí nació nuestro personaje de esta semana; un salsero de la mata y que lleva por nombre Gerardo García, nacido un 26 de febrero, hace 61 años, de los cuales tiene más de 40 dedicados a la difusión de la salsa.

Gerardo se crió en un ambiente musical. En su casa, desde las 6 de la mañana, La Sonora Matancera era la invitada de honor. Los cuatro hermanos tenían que ser rumberos…

Gerardo García se crió en Santa Marina Sur en El Callao, un barrio donde la música brota por las calles; es trompetista y en su momento el hombre integró la banda de música del Colegio San Antonio Marianistas.

—¿Nunca se te ocurrió formar una orquesta?

—Mira, como a los 15 años de edad quienes integrábamos la banda de música del Colegio, formamos una orquesta de nombre “Sabor Latino”. Yo era la primera trompeta y aunque no tocaba como Arturo Sandoval o Juancito Torres, tenía un estilo bien propio. Jajaja…

Gerardo García es publicista. Ha sido promotor de premios y estatuas en su tierra. Tiene cancha, a fin de cuentas sabe de promoción. Hoy se le respeta. Es propietario de una agencia de publicidad.

—He querido homenajear en vida a algunos referentes de la salsa. En el ambiente salsero se sabe que El Callao adoptó musicalmente a Hector Lavoe y viceversa. Lo de la estatua era un proyecto que tenía en mente desde hace años atrás. Mi idea era colocar una escultura donde el público pudiese interactuar con su ídolo salsero. Hablé con amigos empresarios y salseros y me dieron su apoyo.

—¿Igual con la de Palmieri?

—Hubo que bregar un tanto, porque su mánager exigía ciertos detalles. Al final todo llegó a buen término y, como lo esperábamos, se esculpió la estatua de Eddie Palmieri y él vino a inaugurarla. Eso fue apoteósico.

García es agradecido y en la entrevista no quiere dejar por fuera algunos nombres, entre ellos Cesar Chacaltana, Darwin Ramírez, Jaime Honores, Mario Aragón, Matías Lavoe Ramírez, Roger Grandy, Rolan Pérez, Enrique Vigil, y Roger Honores.

—No puedo dejar fuera al Alcalde del Callao, Dr. Juan Sotomayor , a quien siempre le pido “un parque y una banca” para otra estatua.

—Lo del Tite Curet y las estatuillas de Lavoe y Benny Moré…

—La estatuilla con el rostro del Tite Curet se entrega en una Gala anual, igual a quienes hacen la historia en la salsa en nuestro país y en América Latina en general. Es donde surgen los reconocimientos que mencionas.

—¿Hasta dónde quieres llegar con la salsa?

—Tú, mejor que nadie, sabes que todo esté escrito en este género. Ustedes en Venezuela, en los 70, lograron difundir la salsa cuando esta estaba en su furor y esplendor. La salsa de Puerto Rico y Nueva York se mudó para Venezuela. Mis respetos siempre para Swing Latino revista que estaba a la altura de otras como Latin New York, Canales y otras. Ustedes son pioneros y se debe reconocer.

—Oye, parece que están filmando un documental donde tú eres el protagonista…

—Algo de cierto hay. La productora Mambo Films está filmando el documental titulado “La Fortaleza de la Salsa en Perú”, donde se abunda sobre mi vida en la salsa, así como el aporte cuando formé Asocosalsa Perú.

Asimismo, Gerardo García realiza otro documental titulado “Añoranzas”, donde distintas personalidades cuentan cómo ingresó la salsa en Perú, hoy por hoy, la más pujante plaza salsera.

Es la cosa…¡Saravá!

FOTO CORTESÍA LGG

En este articulo

Unirse a la conversación