Teatro con historia en el Municipal

La pieza teatral Dijana Akua realizó un recorrido cronológico por la historia de Venezuela

211 0
211 0

El Circuito Teatral de Caracas continúa llevando una selecta muestra de las artes escénicas a los caraqueños en los grandes teatros de la arquitectura capitalina. Este fin de semana, desde el Teatro Municipal, la agrupación maracayera Teatrophia presentó la obra Dijana Akua, dirigida y escrita por Daniel Vásquez, la cual mediante una adaptación para niños, recrean ocurrentemente una cronología de la historia de Venezuela.

Dijana Akua, frase que proviene del lenguaje warao, y que significa “así cuentan”, es una obra que goza de una gran estética visual, donde la escenografía aporta color y vistosidad al desarrollo de la trama. Mediante móviles y elementos rotativos, fue posible que el ambiente fuera cambiando a medida que lo demandó la obra. Simplemente con mover algunos backing, el escenario pasaba de ser un bosque a convertirse en el salón de la real corona española, o el tenebroso cementerio, hogar de una peculiar bruja.

De esta forma, la historia se va recreando con dos arlequines que dan la antesala a una indígena venezolana que goza del contacto con la naturaleza, sin imaginarse que en tres naves, se aproxima una futura colonización, encabezada por Cristóbal Colón.

La llegada de los españoles a Venezuela marca en la obra un inicio de cambios que nadie entiende. Nuestros indígenas, sometidos a la fuerza, no logran comprender por qué el visitante llegó a apropiarse de todo, y con ellos trajeron a los negros, para esclavizarlos y crear una sociedad escalonada, donde ellos están por encima del resto.

La obra juega con diversos personajes de los cuentos de hadas, los cuales juegan un rol importante, según la etapa histórica.

Luego de la colonización, recrean etapas patrocinadas por la Compañía Guipuzcoana, que controla todo el comercio en pro de una rica y rubia corona que maneja el poder a su antojo.

No pasa mucho tiempo para que los ideales de la ilustración persigan a la corona, y surjan levantamientos y conspiraciones en la mente de los criollos. José Leonardo Chirinos y Gual y España son recordados como los primeros valientes.

Finalmente nace el sueño venezolano, de la mano de Miranda y Bolívar, que siembran en los pueblos, temerarios al principio, las ansias de libertad, donde ondea un amarillo, un azul y un rojo, en ese orden, los colores de la libertad.

La obra resume, en su desarrollo, un completo despliegue artístico, donde resaltó el canto, la danza, la actuación, el maquillaje y un excelente montaje, que suma calidad al producto.

ALBERT CAÑAS/CIUDAD CCS

En este articulo

Unirse a la conversación