Sector económico respalda propuesta de nuevo modelo postpetrolero

La movilización colmó las avenidas México y Universidad para dirigirse luego al Puente Llaguno y llegar al Palacio de Miraflores

180 0
180 0

El pueblo revolucionario y los trabajadores del sector productivo e industrial de distintas partes del país se congregaron en la Plaza Morelos de Caracas para marchar hasta el Palacio de Miraflores y expresar su respaldo al llamado a una Asamblea Nacional Constituyente realizado por el presidente Nicolás maduro el pasado 1º de mayo.

La movilización colmó las avenidas México y Universidad para dirigirse luego al Puente Llaguno y llegar al Palacio de Miraflores, para manifestar su apoyo a la inicativa constituyentista impulsada por el Ejecutivo que abordará entre los puntos más importantes el establecimiento de un sistema modelo económico y productivo diversificado.

“Queremos decirle a Venezuela y al mundo que a través de este mecanismo constitucional se van a plasmar mejores estrategias para los procesos de inversión y de producción y que no seamos dependientes de otros países”, expresó Luis Merchán trabajador del estado Zulia.

Durante la movilización el pueblo revolucionario tuvo como consigna central “la Constituyente es paz”, respaldando el carácter inclusivo de este proceso que servirá como herramienta para que todos los sectores participen en un diálogo nacional y generen propuestas que contribuyan a consolidar una estabilidad política y social.

“La constituyente es una forma de fortalecer la Constitución y va a contribuir con un nuevo modelo económico no dependendiente de la renta petrolera porque tenemos que ir a una economía productiva”, manifestó Manuel Poleo, trabajador de una empresa privada.

Por su parte, Luis Fernández, trabajador del sector minero del estado Zulia, expresó: “Estoy apoyando la Constituyente porque vemos que es un instrumento que nos va a brindar paz, impulsará el diálogo entre todos los sectores y el respeto a las leyes”.

CIUDAD CCS
FOTO @PartidoPSUV

En este articulo

Unirse a la conversación