Tres en 1 | Isaías Rodríguez: Maduro ha demostrado poseer sagacidad

0

Poeta. Abogado. Ex fiscal General de la República, con actuación inolvidable cuando el golpe del 11 de abril de 2002. Vicepresidente Ejecutivo de Venezuela. Segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente. Renunció a su cargo como embajador en Italia, pero no renuncia a sus ideas.

— Ahora que termina el año con acosos, sanciones y amenazas al país, ¿cómo termina el año Isaías Rodríguez?

— El país ha resistido con un coraje pocas veces visto, el pueblo ha dado pruebas de prudencia y de fe; el gobierno ha tenido estrategias para manejar situaciones difíciles y el presidente Maduro ha demostrado poseer sagacidad para sortear un asedio brutal, mucho mayor que el de Roma contra Cartago; Isaías Rodríguez enfrenta hoy serios problemas de salud. Me vine de Roma con un trombo en la vena safena de la pierna izquierda, con gran riesgo de desembocar en la arteria femoral y provocar una trombosis pulmonar. Estuve sometido a un tratamiento intenso para detenerlo o disolverlo y, al final, regresé a Caracas contrariando las indicaciones de no viajar. Estoy en manos de un especialista que recomienda intervención quirúrgica en las dos piernas.

— ¿Y qué se puede esperar del año 2020?

— Será un año muy duro para América Latina, y Venezuela forma parte de este continente. El golpe de Estado en Bolivia no lo detuvo la mejor gestión de presidente alguno en toda la historia de esta república. El tema no es de eficiencia ni de resultados ni de más o mejor democracia, es un odio cuasi religioso contra la población por quienes, irracionalmente, no toleran que los gobierne un dirigente construido por el pueblo, y por intereses foráneos que los utilizan para apropiarse de las riquezas naturales de nuestros países.

— ¿Por qué será tan lenta la justicia?

— Entiendo que tu pregunta se refiere a la justicia de los tribunales y los jueces. Para mí, esta es muy significativa. Pero la justicia social, cultural y económica es mucho más lenta, a pesar de ser más importante y más trascendente. Podría hacer que la justicia judicial fuera menos tardía y tuviera más equidad. Ni una ni otra avanzan en el tipo de sociedad donde vivimos.

— ¿La corrupción recibirá un feliz año el 2020?

— La corrupción siempre ha estado vinculada al poder. Cuando el poder era divino, también la corrupción era divina y Dios era testigo de ella. La Iglesia gobernó a Roma durante muchos años, y los EEUU vienen de los calvinistas y luteranos que rompieron con la Iglesia católica por corrupta. Todos los códigos de ética, desde Cicerón a Maquiavelo y de Cristo y Mahoma hasta nuestros días, han sido rotos por la corrupción. Se necesita una dosis menor de impunidad contra los corruptos, pero también contra quienes los corrompen.

— Ante todas las amenazas, ¿se puede decir que solo la poesía y la literatura salvan?

— Tú, qué eres un buen lector, y un escritor excepcional, debes estar enterado de que el psiquiatra británico Félix Post, tras estudiar las biografías de 100 escritores, concluyó que quienes se dedican a estas actividades son más proclives a la depresión grave que las demás personas.

— Después de haber defendido con tanta valentía la Revolución Bolivariana, ¿se retira de la política?

— El estado de salud que sufro no es nuevo. Tengo un poco más de seis años con tratamiento médico para el problema venoso interno. Este se ha complicado de tal forma que los cambios de estaciones y temperatura, así como estar mucho tiempo sentado, lo han agravado. Por indicaciones médicas renuncié al cargo, pero no a mis ideas. La actividad política dependerá de la forma como evolucione mi enfermedad.

Ciudad CCS / Roberto Malaver

__________________

Retrato Hablado

Horace McCoy fue un escritor de novelas negras que murió en el olvido total. Sin embargo, ahora, cuando sus novelas han sido leídas y recordadas, nuevamente vuelve para convertirse en uno de los novelistas más importantes de ese género. Su primera novela fue ¿Acaso no matan a los caballos?, que fue publicada en 1935 y fue llevada al cine por Sidney Lumet, con Jane Fonda y Michael Sarrazín como protagonistas. Una novela donde se pone de manifiesto la miseria humana. Una pareja se inscribe en un maratón de baile para ganarse mil dólares. Allí se nota que a la pareja solo los une la miseria. Esa novela es hoy un clásico dentro del género, pero también está su novela Los sudarios no tienen bolsillos, otra novela que lo asegura como uno de los grandes. McCoy trabajó como periodista deportivo. Antes había estado en París. También trabajó como fotógrafo. Su novela Di adiós al mañana, también fue llevada al cine, ahora por el director Gordon Douglas y fue protagonizada por James Cagney, Bárbara Payton y Helena Carter. McCoy nació el 14 de abril de 1897, en Pegram, Tennessee. Estados Unidos, y murió el 15 de diciembre de 1955 en Los Ángeles, Estados Unidos.

Ciudad CCS / Roberto Malaver

_______________

El Viernes de Lira

Ciudad CCS / Ivan Lira