Igualadas las series de postemporada en la pelota

0

Las tres series de postemporada en la pelota criolla se igualaron a un lauro poir lado al vencer los perdedores del primer día a sus rivales.

En Barquisimeto, Cardenales sometió a Magallanes 2-0 con gran labor del refuerzo Henry Centeno. En Maracaibo, Caribes doblegó 2-1 a Zulia.

Y, finalmente, en la UCV Caracas ganó 5-4 a La Guaira. Para muchos fue uno de los mejores de la temporada. Sin duda, la rivalidad entre Tiburones de La Guaira y Leones del Caracas se sintió al máximo este sábado en las instalaciones del estadio Universitario de Caracas, donde los fanáticos hicieron vibrar las tribunas en el segundo juego del playoff entre los rivales modernos del beisbol.

Luego de un imponente triunfo la noche del viernes, Tiburones se tuvo que conformar hoy con ver victoriosos a los melenudos, que dominaron la pizarra 5 carreras por 4.

Los muchachos de Renny Osuna tuvieron en su poder la capacidad para poner a Leones 2×0 abajo en la serie. Pero un ausente bateo oportuno y detalles mal ejecutados no lo permitieron.

El choque no comenzó bien. Al propio primer lanzamiento, Ezequiel Carrera sacudió un vuelacerca en las gradas del jardín derecho de la UCV. Leones arriba 1×0 a menos de 10 segundos de la voz de play ball.

Ese inning terminó con dos carreras, que fueron a la cuenta de Murilo Gouvea, abridor de La Guaira esta tarde.

El brasileño no vivió su mejor día y tuvo que abandonar el compromiso, luego de cuatro entradas lanzadas de tres carreras limpias. A pesar de no ser “explotado”, su descontrol fue notable a través de seis hits y un boleto que cedió.

Luego de las dos primeras rayitas del inicio, Tiburones respondió con una en el primero y dos en el segundo, producto de doble matanza, jugadas de selección y wild pitch.

Leones empató en el cuarto con un lanzamiento desviado de Gouvea. Al salir del juego, la responsabilidad fue de los lanzadores del bullpen, quienes son piezas claves y salieron a dar la cara.

Se empezó por Khristiam Linares y Kendy Batista, ambos combinaron su labor para retirar el quinto inning sin inconvenientes.

En el cierre apareció Omar Carrizales, quien pegó un sencillo productor que impulsó al maracayero a realizar unos de los mejores “bat flips” de la temporada.

Hasta ese momento llegó la producción de Tiburones, que posteriormente perdería oportunidades valiosas de fabricar, incluyendo bases llenas y un out, cuyo destino terminó en doble play.

Debutó el grandeliga Junior Guerra, lanzador recién firmado por un contrato en las Grandes Ligas, y quien se encuentra en un grupo de peloteros “franquicias” de la organización.

Lució una entrada en blanco. Sin problemas y exhibiendo un repertorio de picheos con veneno que dejó sin oportunidades al rival.

Luego fue el turno de Edubray Ramos, otro big leaguer. Una entrada en blanco y a las duchas.

En estos momentos, el cuerpo de relevistas de Tiburones es el más fuerte de la LVBP, por los nombres que contiene, la experiencia que adquieren y el buen dominio que mostraron en la temporada regular.

La caída fue en el octavo, cuando Leones emboscó y empató el juego frente a los envíos del cubano Hassan Pena, acción que permitió que el juego se extendiera a extrainning.

“El Meteórico” cumplió con buen trabajo en el noveno. Dio la oportunidad de producir una en el cierre y acabar el compromiso, pero la ofensiva, luego de abrir con imparable la entrada, fue víctima de otra doble matanza de los melenudos.

La diferencia letal fue en el décimo. Caracas montó bases llenas, luego de que casi Heiker Meneses cumpliera con una atrapada de lujo en el campocorto para poner la entrada en dos outs. Al no completarse, el turno llegó a Eduard Pinto, reseña la página web de Tiburones.

Pinto, con gran habilidad, tocó la bola hacia la zona del lanzador Rafael Cova, quien hizo un buen intento lanzando al plato, pero que no llegó antes que el corredor Jesús Galindo.

Uno, dos y tres fue la última oportunidad al bate para Tiburones. Ganó Leones y la serie ahora se igualó 1×1.

Mañana habrá descanso para luego retomar las acciones el próximo lunes en el templo universitario, donde los Leones será home club por primera vez en los playoff.

Ciudad CCS/ Luis Zárraga