Twitter atenta contra libertad de expresión en Venezuela

0

En horas recientes de este martes, la red social twitter en Venezuela ha bloqueado distintas cuentas a personalidades de la vida política, oficiales militares, e instituciones de defensa de la nación, lo que se traduce en una agresión y sabotaje a la libertad de expresión.

Entre las cuentas que se vieron afectadas de forma directa, destaca la cuenta del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, @ceofanb; así como la cuenta de la prensa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, @PrensaFANB; el Jefe del Estado Mayor de la Comandancia en Jefe, Mayor General Jesús Suárez Chourio, también fue bloqueado por twitter. De igual forma se suman dos cuentas importantes del Ejecutivo Nacional como son la cuenta del Ministerio de la Defensa, y la Aviación Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Importante destacar, que el Semanario Ciudad CCS, Infocentro, Prensa Presidencial, Banco Central de Venezuela entre otras instituciones, también fueron afectadas por el bloqueo de sus cuentas.

Ante tal acción que impide el uso de las cuentas mencionadas, los responsables de la administración de la red social en Venezuela no se han pronunciado hasta el momento.

La suspicacia del bloqueo direccionado e intencional al conglomerado de cuentas pertenecientes a la administración del presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, deja espacio para las conjeturas del poder popular que ha tenido una ardua jornada militante en los alrededores de la Asamblea Nacional.

«Esto lo podemos ver como una repuesta de quienes controlan el poder mediático en este país, como para que no veamos el papelón que está haciendo la oposición (…) es un ataque directo a la revolución», opinó José Muñoz, habitante de la parroquia San Agustín.

En próximas horas se espera una respuesta de los entes correspondientes, para hacer frente ante el acaecido veto mediático de twitter hacia la institucionalidad de la República.

Ciudad CCS / Gustavo Vargas