Elección de Parra es un plebiscito para Guaidó

0

Este año 2020 comenzó de manera muy sutil y plácida en todos los aspectos de la vida nacional, a excepción de la política, donde la tensión que los venezolanos hemos palpado en los últimos años se mantiene, pero ahora con un aliciente: la oposición dejó ver sus costuras internas y dejó relucir las fisuras con las que ha vivido a lo largo de los años.

Por ello, quienes habitamos esta bella tierra pudimos observar como el pasado domingo 5 de enero, en el marco de la elección de una nueva directiva de la Asamblea Nacional (AN), dos bandos de la derecha se disputaban los máximos cargos del poder legislativo de nuestro país.

Por un lado se encontraba Juan Guaidó y sus adláteres, que trataron de armar la de San Quintín, pero no pudieron; y por el otro un grupo de 30 parlamentarios de los partidos de derecha, encabezados por Luis Brito y Luis Parra, quienes se habían sublevado a las imposiciones capitalinas y decidieron montar tienda aparte.

Como ya sabemos, al final se impuso la plancha propuesta por los diputados sublevados, con Luis Brito como presidente, y Franklin Duarte y José Gregorio Noriega como primer y segundo vicepresidente del Parlamento, respectivamente.

La nueva directiva del poder legislativo tiene por delante una gran tarea, según señalan algunos analistas y políticos experimentados, como es salir del desacato y reinstitucionalizar a la AN.

Según Claudio Fermín, dirigente opositor y presidente del partido Soluciones, la nueva directiva de la AN debe preparar el terreno para las elecciones parlamentarias que deben realizarse este año y abonar el camino a la constitución de un nuevo poder legislativo.

“Los directivos de la Asamblea Nacional van a tener que tomar en cuenta que son una asamblea de tránsito, de trámite, para que se preparen para las parlamentarias, y que se elija un nuevo CNE (Consejo Nacional Electoral)”, enfatizó.

Salir del desacato: tarea urgente

El también miembro de la Mesa de Diálogo Nacional precisó que la nueva directiva debe generar un cambio total en el parlamento venezolano y resolver el desacato en el que se encuentra la AN desde el año 2016, cuando fueron incorporados tres diputados indígenas que están inhabilitados por el TSJ para asumir su curul.

“Tengo la impresión de que tenemos que reclamarle a Parra que nos dé una nueva Asamblea Nacional que no sea igual que la pasada. Esa Asamblea tiene que cumplir, tiene que ser real y tiene que resolver estos problemas, que son las próximas elecciones parlamentarias”, acotó Fermín.

Con respecto a este punto, el presidente del partido Soluciones dejó claro que la nueva directiva de la AN tiene grandes tareas por cumplir en el futuro inmediato.

“Tiene el compromiso de avanzar en aspectos como dar mayores garantías electorales, lograr representación proporcional, y rehabilitar un grupo de partidos políticos para que participen en los próximos comicios parlamentarios”, recalcó el líder opositor.

División opositora

En relación con lo ocurrido el pasado domingo en las instalaciones del Palacio Federal Legislativo, Fermín aseguró que esto se debió a una división dentro de las filas opositoras, representada en los 30 diputados que votaron por Luis Parra para que encabezará la directiva del último período de la AN.

“Esas elecciones en bloque obedecen a una polarización muy fuerte. Polarización que se ha ido desgajando, y la Mesa de la Unidad se ha ido dividiendo, y yo observo estos 30 diputados, que lideran Luis Parra y/o José Brito –no sé cómo es realmente ese liderazgo–, como una escisión de la oposición”.

El presidente del partido Soluciones rememoró que hace un año esos 30 parlamentarios votaron por Juan Guaidó, y a él se le hace muy llamativo que esas tres decenas de líderes están difiriendo unos del otro, cuando todos son militantes de los partidos que forman la Mesa de la Unidad.

Diputados inhabilitados intentaron ingresar a la fuerza al Palacio Legislativo.

Votación chavista

La nueva junta directiva de la AN recibió 81 votos de los 150 diputados presentes en su salón de sesiones, de los cuales 30 fueron de los parlamentarios sublevados de la derecha y el resto pertenece al llamado Bloque de la Patria, es decir a los diputados chavistas.

Fermín manifestó que esto fue un hecho sin precedentes en la historia parlamentaria de nuestro país, ya que la votación no ocurrió en bloque sino que diputados del chavismo votaron por una fórmula distinta a la que ellos regularmente apoyan.

“Detrás de lo acontecido en la AN hay un fenómeno político, es la primera vez que diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela votan por la misma fórmula, por diputados de Primero Justicia. Esta elección fue un plebiscito para evaluar la gestión política de Guaidó”, afirmó el experimentado dirigente político.

Respecto a la actitud asumida por Juan Guaido, precisó que éste no tenía los votos para elegirse “ya que numerosos diputados afines están fuera de Venezuela. No tuvo la razón, porque para que alguien sea presidente tiene que haber una elección”.
_____________

Una elección dentro de la legalidad

Según la abogada constitucionalista Olga Álvarez, la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional está dentro de los parámetros legales estipulados en nuestra Carta Magna y la legislación venezolana.

Álvarez aseguró, en una intervención que tuvo en el programa “La Hojilla”, que transmite Venezolana de Televisión, que fueron aplicados los artículos 2 y 3 del Reglamento Interior y de debates de la Asamblea Nacional, ante la ausencia inexplicable de Juan Guaidó y el retraso de más de dos horas de la sesión, además que hubo quórum suficiente con la asistencia de más de 150 parlamentarios.

Con respecto a la sesión realizada por Guaidó en el diario El Nacional, Álvarez manifestó que ésta carece de legalidad en todos los aspectos. Primero no fue realizada en el Palacio Legislativo, tal como lo establece la Constitución y la ley, donde se precisa que la sesión de instalación anual debe ser realizada en estos espacios, y segundo en ella votaron diputados a través de video conferencia y parlamentarios inhabilitados legalmente por el Tribunal Supremo de Justicia.

Ciudad CCS / Juan Carlos Pérez Durán
Foto AVN/Xinhua