La Revolución Bolivariana en el 2020

0

Se terminó el año 2019 y en él quedaron victorias del pueblo venezolano y su revolución, ante la barbarie genocida del imperio decadente y supremacista que ha sido derrotado una y otra vez, por nuestra verdad, basada en el humanismo bolivariano.

A pesar de tanta maldad a la tierra de los libertadores, esta se ha mantenido firme nacional e internacionalmente, siendo eje central de acontecimientos y modelo a imitar, para conseguir la paz y felicidad suprema de un pueblo valiente y noble.

Qué vergüenza da esa oposición apátrida, ladrona y entreguista del bien nacional, manipuladora de la verdad en sus adeptos o adictos, que no les interesa para nada el juego democrático ni el bienestar común de una nación ejemplar.

El 2020 será para Venezuela de un despegue importante en su economía, por lo que deberá estar blindada a todo nivel con el sello de la honradez, el amparo de las leyes y el progreso sano, en virtud de que todo lo tenemos para ganar la batalla final a la guerra económica y contra todos aquellos que no desean ver surgir a nuestra Patria, sino llenar sus bolsillos.

El criptoactivo soberano petro tendrá un repunte espectacular en el comercio, ya que por Decreto Presidencial, se pueden adquirir bienes mediante este medio de pago, el cual estará expresado en las facturas.

Tres y prontamente cinco millones de viviendas para el pueblo se observan por todo lo ancho de la  Patria, odisea lograda en condiciones adversas, pero con voluntad férrea por amor al prójimo.

El aparato productivo, se motoriza a todo nivel y las relaciones internacionales con países como China, Rusia, Irán, Turquía, Vietnam, entre otros, lo facilitan gracias a la transferencia tecnológica e intercambio de bienes y servicios.

Viene un año electoral, la nueva Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela será elegida por voluntad popular y ya están dándose los pasos seguros para que esta sea todo un éxito, y la Revolución Bolivariana y chavista nuevamente gane la mayoría de sus escaños, para un periodo de diputación de cinco años.

Soplan vientos de cambios revolucionarios en el continente americano, que consolidarán las relaciones internacionales de la Patria Grande. A diario vemos atropellos de gobiernos fascistas hacia los pueblos, que exigen sus derechos y están hartos de ser manipulados por cúpulas minoritarias, importándoles para nada lo esencial de un país, su gente, su medio ambiente.

La paz y el progreso son el camino a seguir de los pueblos en el mundo, los organismos internacionales como la ONU, OEA, UE deben ser reestructurados, reubicados, o cerrados, en virtud de que lamentablemente el rol que juegan es el de los grandes intereses capitalistas, poniendo a un lado al ser humano y todo cuanto lo consagra.

En el 2020 nuestra evaluación revolucionaria deberá ser de excelencia 20.