Buseteros de rutas urbanas cobran la tarifa que ellos quieren

0

“En la mañana, los camioneteros cobran desde Carmelitas hasta Chacaíto cuatro mil bolívares de pasaje, pero para regresar en las tardes tengo que cancelar cinco y hasta seis mil bolívares. Eso es un abuso, eso no puede pasar más, si se toma en cuenta que en estos momentos algunos bancos solo dan 20 mil bolívares en efectivo”, se quejó Rosa María Rivas, vecina de La Pastora.

La mujer, que trabaja en una oficina pública al final del bulevar de Sabana Grande, denunció que los autobuseros no respetan el precio del pasaje urbano fijado por el Gobierno en la Gaceta Oficial N° 40.805, con fecha 23 de enero, donde quedó establecida la tarifa del pasaje urbano en tres mil 500 bolívares.
Desde Capitolio hasta El Paraíso los usuarios denunciaron que en la mañana los camioneteros están cobrando 4 mil bolívares, pero en las tardes y noches suben las tarifas a cuatro y cinco mil bolívares.

“Es un abuso. Nunca han cobrado la tarifa que dice la Gaceta. Ellos aumentan el pasaje en las noches porque saben que uno tiene la necesidad de llegar temprano a su casa”, se quejó Francis Cova, vecina de El Paraíso.

Para otras rutas con más distancia, los socios de las líneas organizadas cobran entre 6 mil y 7 mil bolívares. Tal es el caso de las camionetas que cubren las rutas hacia Las Adjuntas y Caricuao. Una situación parecida ocurre con los buses que hacen el recorrido hasta Antímano, que no bajan sus tarifas de siete mil bolívares en la mañana y en la noche la llevan “a la cañona” a 8 y 9 mil soberanos.

Desde el centro de Caracas existe una línea de camioneticas sin nombre, pues los choferes se la inventaron para ganar más plata con una ruta más corta y expedita. Los buses transitan por la avenida Bolívar y la autopista Francisco Fajardo hasta llegar a la Valle-Coche. Los usuarios denunciaron que en la mañana los buseteros cargan en La Rinconada con un pasaje a 5 mil bolívares, mientras que en la noche llenan sus unidades en la esquina de Socarrás cobrando entre seis y siete mil bolívares. Los usuarios señalaron que los choferes “se burlan de los usuarios que tienen la necesidad de llegar temprano a sus casas”.

Ciudad Cc/Juan Ramón Lugo