Senado de EEUU absolvió a Donald Trump

0

El Senado de Estados Unidos absolvió este miércoles al presidente Donald Trump en el juicio político que se le seguía, terminando de esta manera el tercer «impeachment» en la historia de ese país, reseñaron medios internacionales.

Los senadores estadounidenses realizaron dos votaciones separadas por cada uno de los dos cargos que se le imputaron al mandatario: abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Con 52 votos a favor y 48 en contra, el Senado, controlado por los republicanos, primero desestimó las acusaciones contra el mandatario presentadas por el Partido Demócrata y lo absolvió del primer cargo.

El senador republicano Mitt Romney se unió a los demócratas en la votación para condenar al presidente. Ningún demócrata votó para absolver a Trump.

El Senado luego votó 53-47 para absolver al mandatario de la supuesta obstrucción al Congreso al bloquear testigos y documentos solicitados por la Cámara de Representantes. Romney se unió al resto de los senadores republicanos en la votación para absolver a Trump de ese cargo de obstrucción.

La condena y consiguiente destitución del Presidente, que nunca antes ha ocurrido, requería el apoyo de dos tercios del Senado, 67 de los 100 senadores, pero los 53 escaños de los republicanos se mantuvieron como una fortaleza.

Esta votación pone fin a meses de procedimientos de juicio político iniciados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, (del Partido Demócrata) y culminados en el Senado, que preside el republicano Mitch McConnell, reflejando la profunda división partidista en el país en el tercer año del gobierno de Trump.

El pasado 24 de septiembre, Pelosi anunció el inicio de una investigación de juicio político que tuvo como fin destituir a Trump, bajo la sospecha de que pudo presionar en una conversación telefónica a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, para que investigara a su rival político, Joe Biden, a quien podría acabar enfrentando en las elecciones presidenciales de 2020.

Según Pelosi, la intención de Trump era lograr que la justicia ucrania anunciase dos investigaciones que perjudicaban a sus rivales políticos demócratas, utilizando incluso la congelación de 391 millones de dólares en ayudas militares y una invitación a la Casa Blanca.

Una de las pesquisas tenía que ver con Biden, precandidato demócrata, y el hijo de éste, Hunter, por su trabajo con una empresa gasista en ese país, Burisma, cuando el padre era vicepresidente. La otra tenía por objeto una teoría desacreditada según la cual habría una campaña de injerencia lanzada desde Ucrania en las elecciones presidenciales en Estados Unidos de 2016 para favorecer a los demócratas.

Ambos mandatarios negaron las acusaciones, mientras que la administración Trump reaccionó enviando a Pelosi y a otros legisladores demócratas una carta en la que se calificaba el proceso de «impeachment» como contrario a la Constitución.

Ciudad CCS / Reinaldo J. Linares Acosta / Agencias