La historia de un cubano en Venezuela por admirar a Bolívar

0

Es cierto que Simón Bolívar tuvo admiradores excepcionales, además de Chávez, por mencionar entre los más contemporáneos. Pero fuera, en La Habana, Cuba, un investigador, que siguió por más de 18 años los pasos del Libertador por varios países de Suramérica, se convirtió en el mayor especialista de la obra y pensamiento del prócer nacional.

El nombre de Francisco Pividal no es nuevo, pues Hugo Chávez lo mencionó en varios de sus discursos, recomendando la lectura de su libro Bolívar, Pensamiento precursor del antiimperialismo. Hoy le corresponde un homenaje venezolano -cubano es a este historiador por la dedicación hacia nuestro país y la búsqueda de su libertad, y por organizar en Venezuela el Comité en el Exilio del M-26-7, a través del cual recaudó fondos y recursos para el ejército rebelde que luchaba en la Sierra Maestra, entre otros perfiles que unieron más a Cuba y Venezuela.

Es por ello que en manos del escritor marabino Alirio Almao se celebró el día de ayer la presentación del libro Francisco Pividal, biógrafo de Bolívar, en la Casa Amarilla, ubicada en el casco histórico de Caracas.

Una biografía que compila las memorias y detalles de la llegada de Pividal a nuestro país, en 1948, fecha en la que vino también, por primera vez, el comandante Fidel Castro.

El autor comentó que el “libro se ampara en el alma de los pueblos”, y comentó que a Pividal se le catalogó, en el hilo histórico, como el primer embajador de la Revolución Cubana.

En la misma línea, el embajador de Venezuela ante la ONU, Jorge Valero, leyó algunos fragmentos y acotó que “Su carácter tajante, democrático y profundamente libertario lo llevó a convertirse en el ‘hombre nuevo’ del que hablaba el Che Guevara”.

“Pividal y Fabricio Ojeda fueron grandes amigos; en atención a este afecto personal, Fabricio, con el carácter de presidente de la Junta Patriótica, expidió a Francisco una carta-credencial,en la cual exhortaba a las autoridades civiles, militares y políticas a brindar la más amplia colaboración en las tareas de organizar el M-26J en Venezuela”, es uno de los fragmentos.

Ciudad CCS / Francis Cova / Foto Jacobo Méndez