Maiquetía

0

¡No me empujen, que yo me caigo solito! El aterrizaje
forzoso de nuestro presidente interino en Maiquetía fue
del carajo. Nunca un delincuente como el nuestro había
tenido tanta cobertura. Periodistas, diputados, cuerpo
diplomático, y trabajadores de Conviasa lo esperaban.
Los trabajadores de Conviasa eran mayoría, después los
compañeros empezaron a decir que eran gente disfrazada
de trabajadores de Conviasa, y los chavistas decían que
ahí el único disfrazado era Guaidó, que estaba disfrazado
de presidente interino. En fin, que allí los periodistas
nuestros, como no tenían noticias, empezaron a decir que
el interino estaba siendo apaleado por las hordas
chavistas, y volvieron los calificativos, porque unos
hablaban de hordas, y otros de desdentados, y los
periodistas más jaladores al poder en España, llamaban
gamberros a los chavistas, y los más osados, sin saber ni
lo que decían, llamaban Lina Ron a una señora que le dijo
de todo a nuestro interino, porque ella es trabajadora de
Conviasa y estaba arrechísima con las sanciones y con
toda razón. Es decir, que a lo hora de insultar, nosotros
nos acordamos hasta de Lina Ron.
El zaperoco que se formó allí porque la mayoría que
esperaba al interino no era para felicitarlo, sino para
decirle todo lo que se merecía fue de padre y señor mío,
pero entre los del G4 –gatos cuatro- estaba William
–Sigatoka Negra- Dávila, y estaba declarando a favor del
interino y de repente se presentó un Conviasero y
Sigatoka Negra Dávila se hizo el loco y pegó la carrera
con la raya amarilla. Es verdad que el hombre venía de
triunfar con el compañero Trump, pero por lo visto ni
siquiera la gente que votó por él en La Guaira, por donde
el interino nuestro es diputado, tampoco lo fue a esperar.

Los que tampoco asistieron al aeropuerto fueron los 100
mmgs de siempre, porque les dieron el dato de que lo
esperaran en Chacao y parece que allá sí estaban. El
fracaso ha sido total, y eso nos preocupa mucho, a pesar
de que Espoleta Allup fue a saludarlo a Chacao, ya que
no pudo ir a Maiquetía porque los motores se le fundieron
hace tiempo, la vaina no se ve nada bien. También el
diputado José Brito le dijo al interino que no quieren más
sanciones, quieren comida y medicina, y lo dice Brito,
que está bien gordito.
Los compañeros de los medios, que como todo el mundo
sabe, nos vienen apoyando a punta de dólares y ahora,
que se supo todo, están a las órdenes de Elliott Abrams, se
les nota que les da cierta pena, pero siguen haciendo bien
su trabajo, cuando no tienen noticia, la crean al instante, y
eso es lo mejor que tienen. Y lo que sí es verdad es que la
familia del interino se ha venido llenando. El papá con la
línea de Taxis en Madrid, Rossana y Kevin, en Bogotá,
con los dólares de la ayuda humanitaria, y la única que
está pelando bolas es la esposa que sigue con la nevera
vacía. Y nosotros, que tampoco hemos recibido lo que
pensábamos que íbamos a recibir.
El papá de Margot vio la llegada por televisión. Vio
cuando le pedían los papeles al interino y se quejó:
“Dejen pasar a ese hombre, que es el presidente", dijo. Y
después vio cuando la señora de Conviasa le decía “vende
patria”, y se puso de pie y dijo: “Eso es verdad. Eso es
verdad” Y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió
su coñazo y la vecina gritó: “Yaaaaaaaaaaaaaaa, gran
carajo”
-Ando volando bajo- me canta Margot.