María Centeno: Waika se ríe de un gordo de copete amarillo

0

Arquitecta. Artista plástica. Caricaturista. Creadora de Waika La Respondona. Premio de periodismo Aníbal Nazoa, mención caricatura en 2012.

— Waika la respondona ¿a quién le responde?

— Waika le responde a su hijita, que es muy preguntona, a su amiga Yara, y a una variedad de personajes masculinos cabeza de salchicha que aparecen en la historieta, pero la realidad es que Waika le responde a una cantidad de interrogantes que todo el mundo se hace, como por ejemplo: ¿Vamos a quedarnos como zombis mientras el capitalismo y los hábitos de consumo que nos impone están acabando con la vida en el planeta?, ¿nos parece bien que un país se crea el dueño del patio y mandonee al resto de los países?, o ¿vamos a seguir respirando patriarcado como si fuese natural que una mitad del mundo se considere superior a la otra? También otras menos trascendentes como ¿por qué tienen que ser los hombres quienes saquen a las mujeres a bailar? Que las respuestas sirvan para algo es otro asunto.

— Últimamente, por cuestiones de género, se están reportando muchos femicidios en Venezuela, ¿qué estará pasando?

— Hace tiempo, en una historieta, Waika decía que ella antes pensaba que lo más frágil en los hombres eran los testículos, pero que ahora se daba cuenta que lo más frágil en el hombre es el ego. Los crímenes pasionales no existen. Ningún hombre mata por pasión ni por amor. Matan porque se sienten inseguros, matan porque se sienten tan poco hombres que la mujer que tenían les fue infiel o les dejó. Necesitan demostrarse a sí mismos y a los otros hombres que ellos sí son machos, tan requetemachos que son capaces de matar. Estos asesinatos se presentan en los medios como espectáculos, que algunas veces impulsan a otros hombres a hacer lo mismo, para no ser menos. Lo que para ellos es una expresión de potencia, en el fondo es impotencia. Un hombre femicida es un hombre con un mini ego que se da cuenta que no puede retener a una mujer a menos que le quite la vida. Desgraciadamente muchos funcionarios y funcionarias no han logrado sacarse el machismo que les fue enseñado desde la cuna, y cuando una mujer llega a presentar una denuncia la vuelven a victimizar, o la convencen de volver con el tipo que a veces la termina matando.

— Nunca como ahora, la mujer ha sido tan protagonista en la historia del país, ¿cómo se ganó ese protagonismo?

— Las mujeres son mayoría en los Consejos Comunales, en los CLAP, en las mesas de agua, en todas las instancias que no supongan poder. Menos del 25% del total de los estados son gobernados por mujeres, y en cuanto a alcaldías el porcentaje es menor. Es cierto que llegamos a tener varias mujeres a la cabeza de poderes públicos, como el Tribunal Supremo, el Ministerio Público o la Asamblea Nacional, pero las verdaderas instancias de poder están en manos de varones. Ojalá que cuando las comunas adquieran el poder que les corresponde, por arriba del poder constituido, no les jueguen sucio de nuevo a las mujeres. Más que protagonistas, las mujeres somos actrices secundarias y extras en esta película.

— Las mujeres humoristas son muy pocas, en cambio los hombres humoristas son mayoría, ¿será que los hombres saben reírse mejor de la situación?

— Esa es una pregunta pasada de moda. Puede ser que haya sido así en el pasado, cuando a las mujeres se nos decía que calladitas nos veíamos más bonitas, y eso incluía que fuéramos seriecitas, pero ahora hay excelentes mujeres humoristas, para muestra Carola Chávez

— ¿De qué se ríe Waika?

— Cuando Waika era chiquita, se reía de la comiquita del coyote que cada vez ideaba nuevos métodos para atrapar y comerse al correcaminos pero siempre fracasaba. Ahora Waika se ríe de un nuevo coyote, esta vez gordo y de copete amarillo, a quien una y otra vez se le caen los malévolos planes para comerse al triunfante correcaminos tricolor. Bip Bip

Ciudad CCS / Roberto Malaver

_________________

Retrato Hablado

El 12 de febrero se cumplieron 36 años de la muerte del escritor Julio Cortázar. Una vida que es recordada siempre, porque Cortázar supo ganarse con talento y valentía un puesto entre los hombres que no solo asumieron la escritura como la mejor defensa, sino que también asumieron la solidaridad con los pueblos explotados y ofendidos por las tiranías y sobre todo por el imperialismo. Con su novela Rayuela se convirtió en uno de los autores más leídos de América Latina. Y allí, a punta de imaginación y creatividad, fue ganando lectores y la admiración de muchas organizaciones sociales y políticas. También participó como miembro del Tribunal Russel, en Bruselas, del 11 al 18 de enero de 1975. Allí escribió un suplemento que llamó Fantomas contra las multinacionales, una utopía realizable, narrada por él. Lo hizo porque supo que en México existía esa historieta y que era muy leída, entonces se le ocurrió la idea de realizar ese texto donde participaban escritores, para de esa manera llamar la atención contra las multinacionales. Igualmente, cuando se enteró de la muerte del Che Guevara, escribió un poema que siempre es muy recordado: “Yo tuve un amigo/ no nos vimos nunca/ pero no importaba/ Yo tuve un hermano/ que iba por los montes/ mientras yo dormía. Así dejaba por sentado su amor, su querencia, por la revolución cubana. Había nacido en Bélgica, el 26 de agosto de 1914, su padre era funcionario de la embajada de Argentina, y Cortázar siempre fue argentino. Murió en París el 12 de febrero de 1984.

Ciudad CCS / Roberto Malaver

____________________

El Viernes de Lira

Ciudad CCS / Ivan Lira