Punto de quiebre | Extorsionadores juegan con sus emociones… ni los escuche

0

Toda la casa olía a café. La puerta del baño había quedado entreabierta. Don José estaba en interiores. Se cortaba los pelitos que le habían salido en la nariz. Los tres hijos aún dormían. Sobre la cama estaba la camisa recién planchada y un jean. Su teléfono sonó en la cocina. El hombre no se preocupó porque sabía que su esposa estaba allí. Es para ti. Te llaman de la Alcaldía Mayor. Buenos días, camarada, le habla el licenciado Wilmer Bello, de la Alcaldía Mayor. ¿Nos conocemos? No, camarada, lo estoy llamando de las oficinas de la Gran Misión Vivienda Venezuela. Ajá. ¿En qué puedo ayudarle? ¿Cómo está, cómo me le va? Todo bien. Le llamo para notificarle que usted salió favorecido en un sorteo computarizado, a través de las líneas Movilnet, Movistar y Digitel. Ajá, y ¿cómo es eso? Es un sorteo computarizado para beneficiar a 720 familias, totalmente gratuito. ¿Y yo qué tengo que ver con eso? Que usted salió favorecido. Ajá. ¿Y Ahora? Le voy a nombrar cuatro beneficios y usted va a seleccionar el que más necesite. De acuerdo. Vivienda tricolor, diez productos de la línea blanca, un vehículo automotor de la marca que usted elija y un crédito empresarial. Ajá, lo escuché.

¿Cuál de estos beneficios quisiera usted, camarada? El vehículo Orinoco pudiera ser. Okei, perfecto, y ¿en qué localidad se encuentra, camarada? En Anzoátegui. ¿Usted tiene el Carnet de la Patria? Sí, sí, claro. Necesito el código que está por la parte de atrás para comenzar a rellenar su planilla. No, no lo tengo aquí en estos momentos. Bueno, no importa, camarada, me indica su nombre y apellido. Luis Cañizalez. Ahora necesito tres referencias personales, es decir, nombres de tres personas amigas de usted, con la zona donde viven y sus teléfonos celulares.

II

Buenas tardes, ¿es Juan José? Sí, con él habla. Hermano: usted está metido en tremendo peo. ¿Quién habla? Yo no sé qué fue eso tan arrecho que usted hizo, pero lo mandaron a joder. Pero, ¿quién me está buscando? No le puedo decir. ¿Cómo que no me puede decir? No, no le puedo decir. ¿Cómo que me mandaron a joder? Le estoy diciendo la verdad. Yo voy a ir a la policía. Ni se le ocurra, esa gente tiene muchos amigos policías. ¿Y qué puedo hacer? Ellos me están dando mil dólares por matarlo. ¿Mil dólares?, pero, ¿quiénes son ellos? Sólo le puedo decir que son los colectivos del 23 de Enero. Pero, ¡si yo soy del 23 de Enero y no tengo peos con nadie!

Pero me están dando mil dólares por matarlo, algo hizo. Le juro que no hice nada, Yo, de mi casa al trabajo y del trabajo a mi casa. Y, ¿cómo podemos hacer? Ahora sí nos estamos entendiendo. No le entiendo. Es fácil.

Usted me cae bien. ¿Cómo le voy a caer bien si hasta me quiere matar? Déjeme hablar. Ellos me están dando mil dólares por matarlo. Sí, eso ya me lo dijo. Que me deje hablar. Ok, lo dejo hablar, disculpe. Si usted me da 1.500 dólares, no lo mato. ¿Cómo? Como lo oye, 1.500 dólares y no lo mato. Pero, ¿de dónde voy a sacar yo mil 500 dólares? Eso es problema suyo. ¿Cómo sé yo que no me miente? Son mil 500 dólares, venda el carro, la moto, la nevera. ¿Y cómo sé yo que no me está mintiendo? Cuando se vea vivo, lo sabrá. ¿Pero cómo hago? Le voy a dar dos días. ¿Cómo así? Yo lo vuelvo a llamar. Ya va, espere, no me tranque. Clic.

III

Por favor, con Yaracuy. ¿De parte de quién? ¿Eres tú? Sí. ¿De parte? Escúchame bien lo que te voy a decir. Ajá, te oigo. La gente de Valentín Santana te mandó a secuestrar. ¿Cómo me van a secuestrar a mí, si yo no tengo dinero? Si él te mandó a secuestrar es porque ya te estudiaron. Yo creo que usted está equivocado. Tiene una hija pequeña. Insisto en que está equivocado. Tienes un local en el 23. ¿Pero qué es, quiénes son ustedes? Ya te lo dije. Somos del grupo de Valentín Santana. Yo conozco a Valentín de toda la vida y él no es ningún secuestrador ni asesino. Entonces no puedo hacer nada por ti. Espera. ¿Cómo te llamas? No pensarás que te voy a decir mi nombre, eres hombre muerto. ¿Y qué quiere él? Eso está mejor, ahora sí nos entendemos. Dígame, dígame. Si nos consigues 5 mil dólares no te hacemos nada. ¡Pero eso es mucho dinero! ¿Crees que tu vida vale eso? O sea, es que es mucha plata, no la tengo. Qué Lástima. Ya va, espere. Y no sólo te vamos a joder a ti, sino también a tu hija y a tu esposa. Pero nosotros no le hemos hecho nada a ustedes. Yo sólo cumplo órdenes. Yo cobro las vacaciones en junio. Lo llamo mañana para ver si me tiene la plata. ¿Pero de dónde la saco? Si no la consigue despídase de este mundo. Clic.

Recomendaciones

–Sospeche siempre de esas llamadas donde comienzan a pedirle sus datos personales. En caso de ser verdad, solo lo contactarían, pero para decirle que debe pasar por tal oficina y llevar tales y cuales recaudos.
> Nunca entregue dinero en efectivo y si va a hacer una transferencia nunca la haga a nombre de un particular, sino a nombre de la fundación tal o el Ministerio cual.
> No le suministre a nadie por teléfono sus datos personales, ni de sus familiares y amigos, tales como su nombre completo, número de cédula, teléfono, dirección.
> No se confíe en la forma de hablar de la persona que lo llama. Los estafadores son personas que hablan bien, de buena educación.
> Si lo están llamando para amenazarlo a usted o a su familia, no le siga la corriente; cuélguele el teléfono de inmediato y apáguelo por varias horas.
> Si realiza negociaciones por Internet, nunca haga transferencias sin estar ciento por ciento seguro de que la persona con la que negocia existe. Siempre es preferible verse personalmente y realizar la negociación en un centro comercial o en una plaza pública.

_______________

Crean División Antiextorsión

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, (Cicpc) reorganizó sus fuerzas con el objetivo de combatir un delito que está en auge, como es la extorsión, según lo informó el comisario Douglas Rico, director nacional de la Policía Científica.
“Antes teníamos que los investigadores dividían su tiempo para resolver casos de secuestros y extorsiones, lo que implicaba una reducción de las fuerzas. Con esta nueva estructura organizacional cada división se dedicará a un delito en particular, con lo que esperamos que disminuyan ambos, especialmente la extorsión, ya que hemos notado un incremento en su incidencia”.
La División Antiextorsión estará dirigida por el comisario Jesús Andrade, mientras que el comisario Nelson Romero se mantendrá al frente de la División Contra Secuestros.La extorsión es un delito que consiste en obligar a las víctimas, a través de violencia o intimidación, a pagar cantidades de dinero o a realizar actos o negocios con fines de lucro o con la intención de producir daños patrimoniales a terceros.

Ciudad CCS / Wilmer Poleo Zerpa