No dejen de sufrir

0

Algunos predicadores ofrecen parar todo sufrimiento con el agua (no de tubo) de un enigmático frasquito. William Brownfield, ex embajador gringo en Venezuela, promete acabar con el sufrimiento que le causa Nicolás Maduro a Washington, con una homeopatía opuesta: aumentando hasta lo insufrible los padecimientos del pueblo venezolano. Es lo que vienen haciendo EEUU y la UE desde el decreto de Obama. Han llevado el bloqueo hasta la salud y la alimentación, pero algo pasa con el frasquito infernal de Brownfield: no ha provocado los estallidos populares, ni la esperada insurrección militar. La resistencia del pueblo venezolano los tiene sorprendidos. Un contrariado Trump está por llamar a Brownfield y ordenarle otro uso para su frasquito homeopático.