Richard Jewell

0

– Juegos Olímpicos de Atlanta, USA, 1996. En el Parque Centenario un guardia de seguridad encuentra un morral sospechoso que contiene artefactos explosivos, alerta a la policía y le salva la vida a muchas personas. Un par de días más tarde, el mismo guardia de seguridad es para el FBI el principal sospechoso de haber puesto la bomba…tic, tac!

Porque la primera persona que se investiga siempre en estos casos es a quien encontró la bomba: El principal sospechoso. En este caso, a Richard Jewell. Y así, el gordito-buena gente-guardia de seguridad que todavía vive con su mamá, (la Oscarizada Kathy Bates), pasa en cuestión de unas pocas horas, de recibir ofertas de editoriales para escribir un libro sobre su heroica hazaña… a que el diario Atlanta Journal-Constitution se escriba un artículo con información tendenciosa y perjudicial sobre Richard, facilitada a una periodista de curvas también atrapantes, (la infartante Olivia Wilde) por un agente del FBI (el más Mad Man que nunca, Jon Hamm), presionado y necesitado de atrapar, y rápido, a un culpable, así sea inocente.

Basada en hechos reales, es el rápido y dramático giro de blanco a negro en la historia y vida de Richard Jewell, lo que la hace totalmente digna de convertirse en una película, a la que le sobran argumentos para atrapar tu atención por más de 2 horas, con el mismo interés que tiene el FBI por atrapar a Richard. ¿El guardia de seguridad es culpable o inocente?, ¿es un héroe o un villano? Esa es la pregunta que responde a por qué debes ver la película Richard Jewell, es el nuevo filme del director dos veces ganador del Oscar por Los imperdonables y Million Dollar Baby, el experimentado Clint Eastwood, quien en sus últimas películas se ha dado a elegir historias, que si bien reales, son dignas de Aunque Usted no lo Crea: (El Francotirador, Sully: Hazaña en el Hudson,15.17: Tren a París)

Esta película te atrapa contándote de cerca quién y cómo es el protagonista, que por momentos se convierte en su propio antagonista, para el enojo en aumento de su abogado (Sam Rockwell). Sin efectos especiales, logros de cámara, estilos reconocibles del director, ni otros impedimentos que protagoniza el cine de hoy, esta película no es ni más ni menos que una gran historia, simple y por eso difícilmente bien contada por Clint Eastwood, quien una vez más le cede su protagonismo a la película. Para que te atrape.

Richard Jewell murió de un infarto en el 2007 sin poder ver la película ni obtener respuesta.

Ficha Técnica
Título original Richard Jewell
Año 2019
Duración 131 min.
País Estados Unidos
Dirección Clint Eastwood
Guion Billy Ray (Artículo: Marie Brenner)
Música Arturo Sandoval
Fotografìa Yves Bélanger

Ciudad CCS / Diego Fresán