Vida castrense en el Cuartel San Carlos a finales del siglo XIX

0

La Guardia Negra

El uniforme de gala del Batallón de la Guardia Negra, destacado en el San Carlos, cuerpo de élite ahora (1902) destinado a la protección del Presidente de la República Cipriano Castro, consistía de guerreras largas, de tela cruda color azul, con botones, presillas y galones dorados. Portaban un cinturón ancho de tela burda de dril, que servía como canana para los proyectiles del fusil máuser, a su vez armado con una larga bayoneta espada, tocados con un kepi de copa alta, emblasonado con el escudo nacional en bronce. Los oficiales vestían guerrera azul oscuro de cuello alto y doble abotonadura, pantalón claro, botas a media pierna y kepi estilo francés, portaban espada o sable y el revólver de reglamento. La tropa regular o milicia vestía indistintamente liquiliqui, guerreras azules, kepi estilo francés y calzaban zapatos o alpargatas (Sanoja Hernández 1980: 36, 38, 40, 44).

El referente arqueológico de los uniformes es: botones de bronce con el escudo nacional y la leyenda: “Estados Unidos de Venezuela”. Botones metálicos rústicos para la bragueta de los pantalones, restos de galones dorados. Según las fuentes escritas, la mayoría de los soldados de la guarnición no compartía la gala de aquellos uniformes. Por el contrario, vestían blusa y pantalón blanco de dril, a veces adornado con franjas de color amarillo, rojo o verde.

 

Referente arqueológico Clase Ósea: botones sencillos de hueso utilizados para las blusas y la bragueta de los pantalones.

Utilizaban kepis de cuero o de tela, con visera de cuero, emblasonados con un escudo de Venezuela en bronce.

Referente arqueológico Clase Cuero: viseras de kepis fabricadas en cuero crudo. Cuero basto de color marrón oscuro.

Los soldados de la Guardia de Honor utilizaban zapatos de cuero.

Referente arqueológico Clase Cuero: plantillas de zapatos. Horma con punta redondeada. Cuero basto de color marrón oscuro.

Los oficiales utilizaban botas altas de cuero con puntera alargada.

Referente arqueológico Clase Cuero: plantilla de zapatos. Polainas. Puntera alargada decorada con puntos, piel fina, posiblemente cabritilla.

Los hombres de tropa utilizaban generalmente alpargatas.

Referente arqueológico Clase Cuero: plantillas de alpargatas en cuero crudo de vacuno, color marrón.

Armamento:

Mosquetes y pistolas de chispa

Durante las décadas finales del siglo XIX, la tropa acantonada en el Cuartel San Carlos todavía utilizaba fusiles y pistolas de chispa, así como bayonetas de zócate que se fijaban en el cañón del mosquete.

Referente arqueológico: fragmentos de la recámara y del cañón de mosquetes de chispa con percutor de pedernal, guarniciones de bronce para la culata de los mosquetes, proyectiles de plomo deformados por el impacto contra un cuerpo sólido, abrazaderas para el cañón de los fusiles, bayonetas inglesas de zócate del viejo estilo, de perfil triangular con filos laterales o de sección romboidal con cuatro filos paralelos; percutores, piedras de pedernal talladas de forma rectangular en sílex color grisáceo.

Cañones

Durante las décadas iniciales del siglo XX ya existían cañones Krupp de avancarga en la guarnición. Referente arqueológico: punzones de acero para el encendido de las garguzas o cargas explosivas que propulsaran las granadas explosivas o el sharpnell (recipiente cilíndrico explosivo cargado con balines de plomo o acero); desatascador: pieza en forma de resorte para extraer los proyectiles sólidos atascados en el ánima del cañón. Los ejercicios de tiro en parábola se dirigían desde el patio del Cuartel hacia un blanco localizado a unos 2.500 metros de distancia, actual barrio Tiro al Blanco.

Cañones de avancarga de viejo estilo: sólo existe información proveniente de las fuentes documentales.

Fusiles o rifles

Los testimonios documentales indican la utilización, por el Ejército de Venezuela, de rifles de caballería marca Remington calibre 44, de un solo tiro y cartucho metálico de precisión sobre el borde (rim cartridge). Fabricación norteamericana.

Referente arqueológico Clase Metales: fusil Remington de caballería, modelo posiblemente 1870. Faltante: partes de madera, cubierta de la recámara y alza de la mira. Cápsulas de bronce.

Los fusiles Máuser, modelo 1871, de un solo tiro, y luego el modelo 1871-84, de repetición, reemplazaron la abigarrada profusión de armas de fuego que existió en el ejército venezolano hasta finales del siglo XIX.

Referente arqueológico Clase Metales: fusil Máuser modelo 70. Un solo tiro. Faltante: partes de madera, cerrojo, sistema de disparo y alza de la mira. Fusil Máuser modelo 71-84, de repetición. Buena conservación de las partes metálicas. Cartuchos metálicos, año 1886.

Vaina de sable en bronce; fragmento de la empuñadura de un sable. (Continuará en la próxima entrega).

*Del libro inédito: Historia del Cuartel San Carlos. Contribución al Estudio de la Arqueología Militar de Caracas. Mario Sanoja Obediente-Iraida Vargas-Arenas.

Ciudad Ccs/Mario Sanoja Obediente/Iraida Vargas*
Cronistas de Caracas