Retrato Hablado

0

Como Sandro Botticelli comienza a ser llamado Alessandro di Mariano di Vanni Filipepi, el pintor más destacado del Quattrocento italiano. Entre sus obras destacan: El nacimiento de Venus y La primavera. Sin embargo, una de sus principales características fue su dedicación a los retratos. Fueron muchos los retratos que realizó de gente cercana, y sobre todo de la familia de Lorenzo de Medici, que fue quien lo mantuvo como pintor en Florencia. Fue tanta su afición al retrato que en 1495, cuando realiza uno de sus célebres cuadros, Adoración de los Reyes Magos –está expuesto en el Palacio de los Uffizi, Florencia–, incluye su autorretrato, y allí también están muchos miembros de la familia Medici. Más adelante, en 1480, es llamado para participar en la Capilla Sixtina. Otro trabajo importante que realiza son las ilustraciones para el poema La divina Comedia, de Dante Alighieri, una de esas ilustraciones fue El mapa del infierno. Igualmente participó en la comisión que eligió el lugar donde debía colocarse el David de Miguel Ángel, en esa comisión estuvo con Leonardo da Vinci, entre otros. Botticelli nació el 1° de marzo de 1445, en Florencia, y murió el 17 de mayo de 1510 en la misma ciudad italiana.