No se puede estar jugando con la esperanza del pueblo venezolano

0

Entrevista / Claudio Fermín

No era un día cualquiera en la Ciudad de Caracas, había mucha expectación en la población, causada ésta por las marchas convocadas por el sector ultraderechista de la oposición, en el este, y la concentración de las fuerzas leales al Gobierno Bolivariano en el centro de la capital, generando enormes trancas en la localidad que antaño fue denominada la “Sucursal del Cielo”, y provocando impuntualidades razonables, tal como la ocurrida a nuestro invitado a “Cita con la Actualidad” en Ciudad Caracas: Claudio Fermín.

El otrora alcalde del Municipio Libertador, y avezado político venezolano, exmilitante del antiguo partido del pueblo, Acción Democrática, y ahora principal líder de la agrupación política Soluciones, debió sortear, cual atleta de pista y campo, los obstáculos presentados tales como estaciones del Metro cerradas, líneas de por puesto paralizadas y taxistas que no querían pisar territorio del centro capitalino para arribar a las instalaciones de nuestro periódico y sostener una conversación franca con el equipo de redactores y periodistas de Ciudad Caracas.

Llegó ofreciendo disculpas por el retraso de casi una hora y, con su hablar pausado y sosegado, manifestó su agradecimiento por haberlo invitado a una tertulia que se presagiaba interesante y de un calibre periodístico y político de gran altura, ya que al parecer se encuentra censurado por algunos medios de comunicación en el país, lo que no le resta optimismo a su postura en relación con la Mesa de Diálogo que junto a otros líderes de la oposición moderada sostienen con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“Yo celebro muy grandemente que las banderas del diálogo se hayan levantado, en un momento de tanta confrontación, en un momento tan sesgado, donde pareciera que cada uno habla para escucharse y no para transmitir y disuadir. El sólo hecho de congeniar y acercarse, y mantener los hilos, aunque sean los más delgados que constituyen a una nación, que es la convivencia, yo lo considero un acto de trascendental importancia (…) El solo levantar esa bandera es una acción política que vale la pena mantener; sin embargo, de todos los intentos públicos de diálogo que se han acometido, quizás éste sea el más fructífero”, precisó el presidente del partido Soluciones.

— ¿Qué se vislumbra con esta Mesa de Diálogo, en especial todo lo referido al Consejo Nacional Electoral (CNE), que parece estar caminando, pues ya fue nombrado el Comité de Postulaciones para elegir los nuevos miembros, y se vislumbra, muy tímidamente, humo blanco?

— Ante esta primera pregunta sobre el balance de la mesa no puedo dejar de mencionar a los presos políticos (hasta los momentos la Mesa de Diálogo ha logrado la liberación de 43), y no puedo dejar de decir, con mucha angustia, que todos queremos la liberación de muchos presos políticos; ahora, es un clima extraño porque hay todavía gente que anda pidiendo golpe de Estado e intervenciones militares. Luego, hemos logrado en esa Mesa algo que a mí me parece de mucho valor; demostrar que la disuasión, que los cambios de actitud, es una de las cosas más hermosas que los seres humanos tenemos, reaccionar de manera distinta cuando vemos que lo que hicimos antes no nos da resultado.

Fermín informó que una de las primeras gestiones que se hicieron en la Mesa fue solicitar al presidente Nicolás Maduro, así como a la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, y el diputado Francisco Torrealba, la reincorporación a la Asamblea Nacional (AN) de los diputados del PSUV; aunque reconoce que no fue fácil la tarea, debido a que algunos diputados no concebían que luego de patrocinar el desacato de la AN ahora debían asimilarse de nuevo a un poder ejecutivo en desacato.

“Sin embargo, más pudo el amor por Venezuela, más pudo el compromiso de querer reinstitucionalizar el país, más pudo la lucidez de entender que la reconciliación vale más que una venganza bien cobrada y, bueno, el PSUV se reincorporó, y en términos prácticos eso abreviaba el camino hacia los dos tercios que la Constitución establece necesarios para designar el Consejo Nacional Electoral”, sentenció el ex alcalde capitalino.

El líder político lamenta que la AN haya desperdiciado la oportunidad de elegir un nuevo CNE en 2019, “porque la directiva de la AN, el año pasado, no le sacó provecho político a eso, no tuvo interés en eso, hasta el punto que en las últimas sesiones de la AN ni siquiera aparecía el CNE en el orden del día, y luego, el doce de diciembre, agarraron sus cachachás y se fueron de vacaciones; y entonces en qué momento se pueden declarar sesiones permanentes, en qué momento se puede declarar sesionar en emergencia, sino en momentos de esta naturaleza. Yo quedé muy decepcionado de eso”, acotó.

Fermín celebra que en la actualidad lo hayan retomado, aunque no es muy optimista al respecto, no está seguro que eso pueda tener un final feliz, porque hay muchas cosas de forma, y de orgullo y vanidad política que unos no quieren aceptar a otros, “pero celebramos mucho que hayan retomado, parlamentarios de un lado y de otro, esa actitud de convivencia”, recalcó.

Urge designar un nuevo CNE

Comentó el avezado político barinés que desde el instante que se integró a la Mesa de Diálogo el sector moderado de la oposición se le planteó al presidente Nicolás Maduro que el CNE debería nombrarse a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

“¿Cómo vamos a hacer eso, qué va a decir la gente

Dijeron, pero a la gente hay que decirle la verdad, porque aquí hay unos referentes de la oposición que no quieren ir a elecciones, que no tienen interés alguno en ir a las elecciones, ese es un sector de la oposición que cree que ir a elecciones, según ellos, es arrear banderas. Hay otros que sí quieren ir a elecciones, pero tienen un problema, que no pueden por sí mismos hablar por su partido porque son solo una tendencia en su partido”.

Fermín acotó que hay un tercer sector que sí quiere nombrar un CNE, pero no para que se celebren elecciones parlamentarias, sino para generar caos político llamando a unas elecciones presidenciales que ya ocurrieron el 20 de mayo del 2018.

— Pero el Comité de Postulaciones ya comenzó a trabajar…

— Yo celebro que los diputados estén sentados en su Comité de Postulaciones; ahora, el tiempo es terrible y no se puede estar jugando con la esperanza del pueblo venezolano, no se pueden estar creando falsas expectativas. No se pueden dar tres pasos hacia adelante, para mañana decir: “¡Ay!, yo no sabía”; es decir, si van a conformar el CNE ¡Háganlo pronto!”, sentenció.

Aseguró que si no lo hacen pronto él levantará de nuevo su voz, porque es urgente que se solucione el tema del CNE, porque sería ideal para quienes desean generar el caos.

Desmontando la manipulación

El presidente de Soluciones manifestó que la Mesa de Diálogo también está trabajando para desmontar el proceso de manipulación y desinformación sobre la realidad venezolana que está recorriendo el mundo entero.

“Que entiendan que hay otros que, sin ser del Gobierno, sin ser socios del Gobierno, sin ser aliados del Gobierno (…), somos unos venezolanos que tenemos una concepción de lo nacional, somos unos venezolanos que tenemos una concepción de cuál es nuestra comunidad y cuáles son los mecanismos que hay que buscar construir para que se promuevan todos los procesos de sucesión, de cambios políticos, de rectificación.

Venezuela es mucho más compleja que este simplón y reduccionista modelo polarizante, que hace ver que en Venezuela todo es blanco o negro”, precisó Fermín.

Durante más de una hora el líder político conversó con el equipo de redactores

La mesa debe hablar con la verdad

Agregó el exalcalde de Caracas que la Mesa de Diálogo todavía es demasiado tímida, y se comporta como el ahogado que saca la cabeza para tomar aire y que no se hunda en la guerra y el conflicto su sociedad, y “Venezuela merece un giro de 180 grados, donde seamos capaces de hablarle con claridad a cada uno de nuestros camaradas, de nuestros compañeros, y hacerles ver que el camino de la mutua exclusión, del exterminio del contrario, de lo que llaman aquí el enemigo interno, es un disparate”.

Fue enfático y aseguró que esta es la hora de un gran acuerdo para Venezuela, que es hora de ponernos de acuerdo todos los que habitamos esta “Tierra de Gracia”, porque no podemos esperar al exterminio total para dialogar, ya que tenemos un paciente muy grave y “Venezuela necesita un gran acuerdo, un gran entendimiento”, acotó.

— ¿Y qué acciones debe tomar la Mesa de Diálogo para dejar de ser tímida?

— Bueno, dar la cara y hablar con la verdad. Cuando llegamos a la mesa, antes del 16 de septiembre, el señor Guaidó, en uno de esos ataques declarativos que tiene, declaró: “¡Aquí no hay nada que negociar!”; eso es una frase espantosa, porque si aquí no hay nada que negociar, entonces ¿qué debemos hacer? ¿¡Matarnos!? ¿Cómo que no tenemos nada que negociar los venezolanos? Por supuesto que tenemos muchas cosas que acordar.

Era una declaración de guerra, y ahí fue cuando algunos de nosotros comenzamos a hacer las gestiones para la Mesa de Diálogo. En principio éramos originalmente Copei, MAS, Avanzada, Soluciones y cambiemos, luego se retiró Copei, por una excusa que nunca entendí, y posteriormente se incorporó Esperanza por el Cambio, con Bertucci.

En Venezuela no hay dictadura

— ¿Hay una dictadura en Venezuela?

— Mira, yo creo que las viejas categorías no nos sirven, lo que pasa es que aunque se hace mucha propaganda y se supone que en la actualidad los venezolanos estamos más instruidos que nunca, hay un gran desconocimiento de nuestra historia, de lo que nuestros, padres, abuelos y bisabuelos padecieron.

Si aquí viviéramos bajo la dictadura del general Pérez Jiménez, o bajo la dictadura del general Juan Vicente Gómez, o durante los últimos cuatro años del general Cipriano Castro, ni qué decir de nuestro gran general Guzmán Blanco, esas marchas no serían posibles, esos mensajes en las redes no serían posibles. Las cosas hay que enseriarlas. En Venezuela hay legalmente un gobierno democrático, en Venezuela hay un sistema, lamentablemente, autoritario, porque se ha confundido concelebratoriamente el éxito electoral con una especie de derecho de gobierno absoluto, y tenemos la obligación de desmontar el estado autoritario, debido a que no es buena receta para el país”.

— Internacionalmente se dice que en Venezuela hay una dictadura, y un sector de la oposición que promueve esto…

— No, no hay una dictadura en Venezuela, y lo digo con mucha convicción; pero decir que no hay una dictadura no quiere decir que estamos en una democracia en pleno uso de las garantías. Hay un extraño régimen de discrecionalidad administrativa donde cada funcionario dicta sus propias normas, dicta sus propios reglamentos y crea su propio miniestado y la Constitución es violada noche y día.

Eso hay que desmontarlo con las dos manos, con una explicando que no la hay y con la otra ir reconstruyendo lo que está mal.

Es necesaria la amnistía

A lo largo de la conversación que sostuvimos con el presidente del partido político Soluciones, Claudio Fermín, éste insistió en la necesidad de una amnistía para preservar y afianzar la paz en Venezuela. Informó que le ha planteado al presidente Nicolás Maduro la conveniencia de una amnistía.

“El país lo requiere, no sólo el Gobierno, para su estabilidad, no solo las inversiones económicas, para un mínimo de tranquilidad que impida el temor de los capitales, sino nosotros, los ciudadanos, requerimos un mínimo de paz, de convivencia”.

Fermín fue enfático y aseguró que la amnistía no alcanzará a todos.

“La amnistía no puede ser para quienes atenten contra Venezuela, la amnistía tiene que ser para quienes deseen incorporarse a Venezuela”, y recordó los procesos de amnistía en los primeros años de democracia en Venezuela, donde los líderes guerrilleros se comportaron a la altura de las circunstancias y demostraron sus deseos de pacificación.

“No basto con que el doctor Caldera hiciera los esfuerzos por la pacificación. Si Caldera hubiese instrumentado la pacificación como lo hizo, pero no hubiese habido conducta similar, con la misma estatura histórica de parte del liderazgo de la guerrilla no hubiese servido de nada. Ambos liderazgos tuvieron la grandeza de ponerse de acuerdo”.

Biografía Mínima

Claudio Fermín nació en Barinas el 25 de marzo de 1950 y estudió sociología en la Universidad Católica Andrés Bello. Desde joven fue militante del partido Acción Democrática (AD), durante el gobierno de Jaime Lusinchi fue viceministro de la Juventud
y en 1989 fue elegido Alcalde Caracas. Luego, en 1993, fue candidato presidencial por AD y en 1998 también aspiró a la silla de Miraflores, pero como independiente, apoyado por la plataforma electoral Renovación. En 1999 gana un puesto, como independiente, en la Asamblea Nacional Constituyente, emergiendo como el opositor más votado. También es profesor universitario en la Escuela de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela (UCV), en la de Ciencias Sociales de la UCAB, en la de Estudios Internacionales de la Universidad Santa María y en la de Ciencia Política de la Universidad Fermín Toro.

Ciudad Ccs/Juan Carlos Pérez Durán/Fotos: Jacobo Méndez