Covid-19 sigue causando muerte y desolación en Italia y España

0
El Coronavirus, que fue declarado pandemia hace una semana por la Organización Mundial de Salud (OMS), ha venido tomando cada día más fuerza en Europa, específicamente en Italia y España, las naciones más afectadas del viejo continente.
Nada más este martes las autoridades de salud italianas han confirmado este martes 345 nuevos fallecidos por coronavirus en el país, mientras que se han detectado 3.526 nuevos casos de contagio.
De esta manera el número de fallecidos por Covid-19 en el país europeo asciende a 2.503 y el total de infectados es de 31.506, siendo el segundo país más afectado por la pandemia, después de China.
Las cifras oficiales también señalan que al menos 2.941 personas han sido declaradas como recuperadas de esta enfermedad; sin embargo, las cifras de mortalidad son bastante altas. La semana pasada la OMS advirtió que ahora el «epicentro de la pandemia» es Europa, siendo Italia la nación que más muertes ha registrado en los últimos días.
En el mundo se han registrado más de 178.000 casos de Covid-19, mientras gobiernos de varios países toman medidas como el cierre de sus fronteras y la suspensión de actos masivos para evitar la propagación del virus.

España con casi 500 muertes

Mientras que en la Península Ibérica, el Gobierno español registró 182 nuevas muertes durante la noche del lunes y madrugada del martes, lo que eleva el total de muertos a 491 y convierte a España en el país con el mayor número de víctimas mortales del mundo después de Italia, en la actualidad. El número de infectados superó por primera vez los 10.000, llegando a 11.178, lo que supone un incremento diario de casi 2.000 casos.
Por eso, para evitar la propagación e ingreso de personas infectadas por el virus, España estableció controles policiales el martes en sus fronteras terrestres con Francia y Portugal, y rechazó a los extranjeros que intentaban entrar, como parte de las estrictas medidas cuyo objetivo es evitar se expanda el coronavirus en el segundo país más afectado de Europa.
España cerró sus fronteras terrestres el lunes a todos menos a los españoles, residentes permanentes y trabajadores transfronterizos. El comercio de mercancías no se ve afectado. Los carros hacen cola para entrar en España en Vilar Formoso, Portugal, mientras la policía española, con mascarillas y guantes, comprobaba las identidades y rechazaba a los vehículos que llevaban pasajeros sin permiso para entrar.
Uno de ellos era Joaquim Silva, un portugués que vive en Francia desde hace más de 50 años y que intentaba volver al país galo conduciendo a través de España. “Es terrible porque vivimos allí, tenemos familia allí, tenemos problemas de salud que están siendo tratados allí. (…) Aquí en Portugal ni siquiera tenemos un médico de cabecera”.
Los gobiernos de toda Europa han tomado duras medidas para frenar la pandemia, cerrando las fronteras, cerrando escuelas, tiendas, restaurantes y ordenaron a sus ciudadanos que se queden en casa.
Los 47 millones de habitantes de España están confinados desde el sábado por la noche y solo pueden salir de sus casas para ir al trabajo, comprar comida, ir a la farmacia o a un centro sanitario, u otras emergencias.
Más de 1.000 soldados estaban desplegados por todo el país y están indicando a la población para que se queden en casa si no tienen un motivo para salir, mientras especialistas del ejército trabajan para desinfectar las estaciones de tren.
Se espera que el Gobierno español anuncie un paquete de ayuda a las empresas afectadas por el brote y que probablemente incluya líneas de crédito para pequeñas empresas. Más de la mitad de los puestos de trabajo en el país dependen de pequeñas o medianas empresas, y España tiene una de las tasas de desempleo más altas del mundo desarrollado que ha persistido durante la recuperación económica.
Cientos de miles de españoles ya dependen de las ayudas de la seguridad social y han sido enviados a casa temporalmente por compañías como Volkswagen y Burger King, y es posible que en el futuro se sumen otras grandes corporaciones
Ciudad CCS / RT / Reuters