David Paravisini: Es una cortina de humo la respuesta del FMI

0

La situación actual de desplazamiento del coronavirus desde Asia, Europa y América Latina ha sido relativamente rápida, tanto así que nuestro país ya está involucrado en los embates de la enfermedad. La economía mundial se está viendo afectada por el efecto “dominó” que ha traído el “coronavirus”.

David Paravisini, experto en la materia económica, revela algunos datos que nos llevan a la realidad. “En primer lugar, queda claro que esta pandemia por su misma naturaleza a escala local o regional, inclusive mundial, está afectando a todas las economías”.

El declive de las bolsas de valores están cada día más por debajo de lo convencional.

Paravisini asegura que “durante los últimos días, la incertidumbre y el desconocimiento sobre la epidemia Covid-19 también ha llegado a los mercados de valores y economías de todo el mundo.

La dificultad para frenar la expansión de la epidemia ha obligado a los gobiernos a aplicar medidas extraordinarias, como cerrar edificios públicos, empresas y comercios, además de limitar la movilidad. Como consecuencia se ha reducido la producción, el consumo y el turismo en la mayoría de países afectados y eso tiene consecuencias económicas. Es una medida de prevención que mayoritariamente se está cumpliendo en todo el mundo”.

En una situación como esta, los Estados se ven obligados a inyectar grandes cantidades de dinero para que el sistema siga funcionando: por ejemplo, que las personas que se han quedado temporalmente sin trabajo sigan cobrando para poder pagar las facturas, o que las empresas que no pueden producir puedan pagar a sus trabajadores.

Otros países, como Francia, han anunciado que se suspende el pago del alquiler y de las facturas de la luz, gas o agua, mientras el propio Estado se hará cargo de pagar los créditos bancarios de la gente que no pueda asumirlos por culpa de la pandemia.

—Una vez conocida la incidencia del coronavirus a escala mundial, ¿cuál sería el impacto económico para Venezuela?

—El inicio del coronavirus allá en China y las formas y medidas que adoptó el Gobierno chino para contener la incidencia de la enfermedad, digamos como un asunto de salud pública, lo hizo sacrificando y comprometiendo toda la vida económica del país y sus relaciones con el mundo entero para salir adelante en el reto del tema sanitario que se le planteó; en el tema político, cae en lo más importante como la vida humana, lo más importante es la vida de su pueblo, todo lo demás gira entorno a eso. En Venezuela tenemos una cantidad de problemas importantes dado justamente por la guerra económica, y pudiéramos también decir que arrastramos problemas de la Administración Pública, de las estructuras del poder público, la burocracia vinculada a la guerra. También se presenta la circunstancia de cómo abordar la situación de esta pandemia. El presidente Nicolás Maduro optó por asumir una conducta de control, pero también lo que haya que hacerse, hay que hacerlo, porque primero es la vida del pueblo venezolano. Esto tiene que ver con salvaguardar los mecanismos de salud pública y, por supuesto, esto va a tener efecto sobre la vida misma que normalmente está destinada a otras actividades y que van a tener que ser empleadas con esta política de otra forma, y además correr las consecuencias por la caída de la actividad económica, que relativamente va a disminuirse, va a tener una caída. Sobre todo por la cuarentena que ha sido declarada en los estados centrales. Hay que recalcar que puede haber un impacto local.

—¿Qué opina sobre la propuesta de ayuda con el FMI?

— Se conoció mediante la cuenta Twitter del canciller Jorge Arreaza que el presidente Nicolás Maduro pidió una ayuda con la suma de 5.000 millones de dólares ante el Fondo Monetario Internacional (FMI). El préstamo buscaría fortalecer las capacidades de respuesta del sistema de salud local en la contención del coronavirus, otra acción oportuna para proteger al pueblo. De acuerdo con la solicitud enviada al FMI, estos recursos contribuirían significativamente a robustecer los sistemas de detección y respuesta ante el coronavirus. Para el Gobierno venezolano se trata de un momento crucial, por lo que se deben tomar medidas rápidas y enérgicas.

El FMI derogó la solicitud, fue una estrategia para medir de qué están hechos. Queda claro que el enemigo se doblegó, no hay de qué preocuparse. Se conoce la razón, ellos aseguran no saber si Guaidó es el presidente o Maduro, una cortina de humo para desviarnos.

—Económicamente, ¿qué vendrá después de la cuarentena?

—Lo fundamental en este momento es salir de esta crisis, lo más importante que está al frente de nosotros es la cuarentena y seguir los lineamientos del presidente Nicolás Maduro, que seamos disciplinados y no rigurosos. Si caemos en el tema de las infecciones sin ningún tipo de control, para nosotros sería terrible. Todos nos preguntamos: “¿Estaremos realmente preparados para esta eventualidad?” Sí, ya el presidente Maduro recalcó una serie de medidas, junto a la Fuerza Armada y otros organismos del Estado para que se cumpla y se evite un brote epidemiológico en la población. Son estrategias acertadas, es la primera vez que vivimos una situación similar, y es notorio que la colectividad hace caso para contrarrestar el virus.

De manera consciente vamos a salir victoriosos de esta pandemia y vamos a alzar nuestra economía, a pesar del bloqueo imperial.

El experto en la materia económica finaliza acertando el compromiso de cada venezolano en rescatar y defender de alguna manera nuestra soberanía, y llevar el tema del virus con cabalidad ante la dificuldad.

_______

Biografía Mínima

David Paravisini nació en Caracas, en la parroquia La Candelaria, el 23 de octubre de 1948. Graduado de Ingeniero Mecánico en la UCV en el año 1974. Integrante de la Causa R desde su fundación por Alfredo Maneiro, en el año 1971, hasta la división en 1997 cuando se funda el partido PPT. Actualmente es militante del PSUV. Profesor de la Universidad Bolivariana en Políticas Públicas Energéticas del Centro de Estudios para Ciencias de la Energía. Constituyente por el sector de pensionados y pensionadas de la región capital, integrante de la comisión de Economía de la Asamblea Nacional Constituyente y coordinador de la subcomisión de Petróleo, Gas, Energía y Agua.