Despierta al cultor que llevas dentro

0

Ni Fito Páez ni Ismael Serrano son nuestros, pero darán conciertos por las redes sociales en esta cuarentena mundial. La gente nuestra, creadora y creativa, se las ha ingeniado a través de videos para mostrar que el canto, la pintura, una mancha en el papel, las poesías en collage, son una vena de escape y sostienen la vida de quienes el encierro a veces los acorrala. Era voltear todo de cabeza para que nos sentáramos por fin a escribir para ver si nos ganamos el premio de literatura humorística Aquiles Nazoa, por ejemplo. Es todo un reto, en resumen esto de un artista en cuarentena, me cuenta Oscar Sotillo:

“HACER CON LO QUE HAY“

Sotillo se halla lejos de su taller: “He tratado en estos días como práctica propia de mantenerlo, sugerirlo, hacer con lo que tenemos a mano, porque los que tenemos práctica artística somos unos anotadores naturales, permanentes. Con pocas cosas y el teléfono trato de seguir, no hay ninguna excusa para no plantearse una situación estética. Creo que Reverón en el fondo nos enseñó eso, a hacer con lo que hay”.

EN COLECTIVO ES MÁS FÁCIL LA CUARENTENA

Jericó Montilla en cambio, tiene junto a los suyos la fortuna de estar en cuarentena en colectivo. “Vivimos en el circo y las opciones son múltiples, tenemos una dinámica de entrenamiento circense, se alterna con la formación académica de nuestros hijos y ellos también entrenan circo. Organizamos viernes de cine-foro, sábados de juegos de mesa y domingos de lectura infantil”.

ES UN MOMENTO SUBLIME PARA LA HUMANIDAD

Morella Jurado parece un colibrí encerrado, pero ha sabido batir sus alas en cuarentena: “La cultura es el ejercicio empecinado de la identidad, pero como todo lo profundo y sincero, la identidad requiere de un esfuerzo volitivo para surgir. Son tiempos de introspección, hacerse las preguntas pertinentes, revisar actitudes. Todo lo que podamos hacer alejados de la mecánica cotidiana es y será un acto creativo. Cocinar, tejer, pintar, bailar, amar es invitarnos al pedernal de la identidad. El humano es el único animal que simboliza, es innato, pero requiere de la voluntad emocional para parirlo”.

LA CURIOSIDAD ESTÁ EN REPOSO Y REDESCUBRO OTROS ESPEJOS DE INFANCIA

Hugo Colmenares, poeta: “Ahí está la ventana para seguir escribiendo, el andar de los gatos cuando quieren asustar a las palomas, y el vuelo planeador de los zamuros. He vuelto a leer “El otro” en el libro de cuentos El libro de la arena, de Jorge Luis Borges. He viajado para escuchar sobre mi almohada música del norte de México, donde la guitarra, el acordeón y el requinto llevan poéticas a los amores perdidos por culpa de las fronteras. Parece que estamos viajando a nuestro origen. Así pasan mis horarios, porque tengo un caballo y una bandera en mi casa grande: Venezuela.

Otros recomiendan contagiarse de lecturas, para leer el mundo, otro mundo.

Ciudad CCS / Francis Cova