El mundo en contagio

0

En el mundo existen muchas enfermedades, desde AH1N1 hasta otros virus en los cuales, según científicos, “los animales son los portadores”. El nuevo coronavirus (Covid-19) tuvo su origen en la ciudad de Wuhan, China. A mediados del mes de diciembre de 2019 las autoridades sanitarias de Wuhan detectaron una serie de casos de neumonía producida por una causa desconocida.

Una primera investigación sobre el origen de esta enfermedad, publicada en la revista The Lancet, determinó que se trataba de un nuevo tipo de virus, de la familia Coronavidae, emparentado con el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y con el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), pero que no es igual a ninguno de ellos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras investigaciones con científicos: “Los coronavirus son una serie de virus llamados así por su forma, ya que tienen una especie de corona (como la de un reloj) alrededor del virión, del ‘núcleo’ del virus. Estos organismos conviven con el ser humano desde siempre, y hay muchos tipos de ellos, tanto animales como humanos. Sin embargo, el primer análisis comparativo de esta nueva enfermedad determinó que el 2019-nCov (nombre provisional del virus que finalmente fue denominado SARS-CoV-2), era ‘suficientemente distinto’ de los otros dos betacoronavirus de gravedad detectados en humanos, el SARS y el MERS, para ser considerado como una nueva enfermedad: el Covid-19. El 2019-nCoV estaba estrechamente relacionado (con una identidad del 88 por ciento) con dos coronavirus similares al síndrome respiratorio agudo severo derivado del murciélago (SARS), bat-SL-CoVZC45 y bat-SL-CoVZXC21, recolectados en 2018 en Zhoushan, este de China , pero estaban más distantes de SARS-CoV (aproximadamente 79 por ciento) y MERS-CoV (aproximadamente 50 por ciento)”.

“El análisis filogenético de estos genomas de 2019-nCoV y de otros coronavirus se utilizó para determinar la historia evolutiva del virus y ayudar a inferir su probable origen. Se realizó un modelado de homología para explorar las probables propiedades de unión al receptor del virus”, explican los investigadores en el artículo publicado en The Lancet.

El punto común de los primeros casos del nuevo coronavirus fue el mercado de la ciudad china de Wuhan, en la provincia de Hubei, ese fue el epicentro de la crisis sanitaria declarada a nivel mundial.

El mercado de Wuhan se encarga de la venta de animales. De ahí la importancia de averiguar desde qué animal “dio el salto” el coronavirus para infectar a los humanos. No obstante, las secuencias genéticas de las muestras estudiadas fueron casi idénticas, puesto que compartieron más del 99,98 por ciento de la misma secuencia, lo que indica, según los investigadores, “una aparición muy reciente del virus en humanos”, que apenas ha tenido tiempo de mutar.

Cabe destacar que aún siguen las investigaciones en cuanto a la mutación del virus y su métodos de propagación, punto clave de la relación hombre-animal.

“Los médicos estamos tratando de buscar respuestas para erradicarlo”

La comunidad médica venezolana e internacional está frente a un nuevo reto, nos comenta el doctor Ricardo León, director del Observatorio Salud, Medio Ambiente e Impacto Social de Venezuela. León hace un llamado a la calma, pues los médicos son los caballitos de batalla, tratando de buscar respuestas y avanzar en la erradicación .

“Estamos en plena etapa de desarrollo del estudio biológico para entender el impacto del nuevo coronavirus, tenemos a un doctor en fisiología estudiando el componente biológico, se hace la revisión documental segundo a segundo y lo que podemos decir es que tenemos altas sospechas de que el nuevo coronavirus es altamente mutógeno, pero con esta capacidad pueden ocurrir dos cosas: que aumente la capacidad de propagación, que es lo que se ha demostrado, y con ello se debilite el virus, o que surja una nueva cepa que la haga tener mayor grado de virulencia, de modo que al entrar en el huésped (ser humano), dependiendo de sus capacidades de respuesta inmunológica, será letal o no.

En lo que se refiere al uso de las mascarillas, comenta que “el tema es que hay diferentes usos, el uso de las intra hospitalarias no debe superar las 8 horas. El uso de las mascarillas extra hospitalarias es que pueden ser confeccionadas por las mismas personas, porque lo que estamos buscando es evitar el contagio, recuerda que estamos en el marco de una pandemia, y en el marco de una cuarentena. Pero el nuevo hallazgo del comportamiento de propagación del nuevo coronavirus ha llamado a sobreextremar las medidas, porque no solo es el uso de la mascarilla lo que protege o el uso de guantes, el Covid 19 tiene la particularidad sobre otros coronavirus existentes en la historia de ser mucho más contagioso y por eso se propaga mas rápido”.

¿Otras medidas de protección? “Quedarse estrictamente en casa”, refiere León, “y cuando se haya entrado en contacto con alguien que tenga el coronavirus, acudir a los centros centinela desplegados para esta coyuntura, estos centros son una directriz de la OMS, son aquellos designados para hacer el control epidemiológico ante una epidemia o una pandemia, o ante el control de una enfermedad infecciosa”.

Hizo un llamado a tener un cuidado especial con las personas mayores de 60 años. Un estudio en china sobre 44.553 pacientes arrojó que el comportamiento sobre las personas de tercera edad fue mucho más letal. En las personas entre 10 y 49 años la letalidad fue de 0,2 %, lo que no quiere decir que no tengamos cuidado especial con los niños. Hay fuerte evidencia de que los niños que padecen de Covid 19 pudieran padecer luego de enfermedades respiratorias crónicas que sean de difícil manejo.

Orden y aislamiento claves contra el Covid-19 en China

El impulso de medidas de higiene para la prevención, la identificación inmediata de los casos y el aislamiento colectivo son algunas de las alternativas de solución tomadas e implementadas por el Gobierno Chino para combatir el Covid-19.

El coronavirus representó un enorme desafío para el país asiático, por tal motivo el gobierno de Xi Jinping puso en marcha un plan preventivo para evitar su propagación.

Como decisión primordial se tomó la medida de aislar de primera mano a ciudades epicentros de la epidemia, con restricción estricta de la movilidad de los pobladores, todo con el propósito de impedir que el virus se propagara en la población y trascendiera a otras regiones.

Progresivamente, las autoridades locales, como un estricto control del plan de emergencia, establecieron estaciones de observación en espacios de aglomeración de personas, como es el caso de los aeropuertos, decisión que permitió realizar un monitoreo constante para descartar casos pandémicos.

Fueron cerradas fábricas y centros de producción y se planteó una reanudación ordenada de la producción, lo que les permitió aislar a la masa trabajadora y no exponerla abiertamente al virus, aunque el riesgo en la producción implicó interrupciones en las cadenas de distribución y amenazó con desabastecer a empresas de todo el mundo.

Posteriormente fueron prohibidos los viajes terrestres y el transporte público prestaba sus servicios solo en casos estrictamente necesarios.

Para el Gobierno se trataba de una amenaza para la seguridad pública, es por ello que con el fin de reforzar estas acciones preventivas, fomentó un programa dirigido a las autoridades policiales para hacer cumplir las normas.

Asimismo, ordenó una cuarentena obligatoria a turistas y todas aquellas personas que retornaban al territorio.

Se promovió, además, una revisión constante de temperatura en la rutina diaria de la población. En paralelo, se cancelaron eventos, fueron cerrados lugares públicos y se instó al uso obligatorio de mascarillas.

El avance de la tecnología facilitó las estrategias de comunicación, logrando que la población contara con líneas telefónicas y plataformas digitales para proveer atención médica especializada.

Se desarrolló una plataforma de consulta médica en línea que funcionó como un segundo frente de la batalla contra la epidemia y de una robótica capaz de diagnosticar el coronavirus a distancia y hacer las veces de doctores, al brindar tratamiento a los pacientes.

Contaron con un ejército de drones que por megafonía daban instrucciones a la población, invitándoles al uso de tapabocas o al desalojo de las calles.

En materia de infraestructura, se realizó la construcción, de 16 hospitales temporales especializados en el tratamiento del Covid-19 para atención exclusiva de afectados.

En ningún momento el Estado chino ha reducido las medidas de vigilancia y las exigencias de prevención y control del virus. Por ello no se han dejado llevar por triunfalismos y tienen claro que el control exige rígido seguimiento, aunque en algún momento se declare cero casos presentados, el monitoreo a la población sigue con estricta rigurosidad.

La industria farmacéutica mundial trabaja aceleradamente para hallar una vacuna contra el coronavirus que ponga freno a la pandemia y para ello el mercado mueve sus manos. Sin embargo, en China continúan las investigaciones, la atención y el seguimiento, para controlar la expansión del virus.

Con Venezuela, cualquier semejanza con la realidad no es pura coincidencia. Actualmente, y con el cumplimento exacto de las medidas de prevención, China no reporta nuevos casos locales del Covid-19, por primera vez desde el inicio de la pandemia, y es un ejemplo para el mundo en el tratamiento de este terrible virus.

227.215 casos, 9.291 muertes y 67.003 recuperados

Desde China un virus se ha propagado de manera consecutiva a nivel mundial, los países con mayor población y mayor actividad turística no escapan de ello y Europa, hasta los momentos, tiene la mayor incidencia del Covid-19.

Las estadísticas confirman que hasta los momentos a nivel mundial hay 227.215 casos confirmados, 9.291 muertes reportadas, 67.003 recuperados; la OMS está día a día monitoreando los casos antiguos y nuevos para así tomar medidas y evitar que la pandemia se siga expandiendo. La llegada del coronavirus a Latinoamérica no sorprende, Brasil fue el primer país del Sur en registrar el virus el pasado 26 de febrero, seguido de Argentina, donde hubo el primer fallecido. No obstante, se pudo definir lo rápido que avanzó a los demás países del sur y Centroamérica.

Venezuela no escapó; luego de que el presidente Nicólas Maduro anunciara la cuarentena, hasta los momentos se han reportado 42 casos, de los cuales 34 provienen de Europa, 5 de Colombia y suman 3 más.

Ciudad CCS  / José Valero / Nailet Rojas / José Javier Sánchez