Cartel del virus

0

Cuando el Gobierno colombiano se negaba a coordinar  con Venezuela acciones contra el coronavirus, el chileno Piñera excluía a Caracas de una coordinación de  países suramericanos sobre la pandemia. EEUU arreciaba sus sanciones, el FMI seguía sus órdenes  y la ultraderecha venezolana pedía desde Washington, Bogotá y Miami más medidas unilaterales contra su propio  país. La solidaridad llegó de Cuba y China, los dos países que han puesto al coronavirus contra la pared. Los aliados de la pandemia  –FMI, cartel de Lima, EEUU, la OEA y la UE- creen que con esa complicidad viral lograrán doblegar al pueblo bolivariano, errado cálculo que oscila entre el crimen y la estupidez.

Earle Herrera