Bill Gates insta a cerrar EEUU para vencer el virus

0

Gates sugiere un cierre de la nación de entre seis y diez semanas para “evitar” un peor escenario.

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, considera que EE.UU. dejó pasar su “oportunidad” de controlar el brote del nuevo coronavirus sin tener que optar por la paralización del país porque el Gobierno no “actuó lo suficientemente rápido” en las primeras etapas de la pandemia.

En una entrevista en vivo para el programa TED Connects, el magnate aseguró que EE.UU. debió haber “estado en aviso” desde enero. Los primeros casos de covid-19 fueron reportados por primera vez en China a finales de diciembre, aunque el virus pudo haber existido antes sin ser detectado.

Respecto a las leves medidas preventivas adoptadas por Washington basadas en el distanciamiento social —a fin de evitar daños económicos graves—, Gates cree que “no hay un punto medio” entre el virus y el costo para las empresas.

“Es muy difícil decirle a la gente: ‘Sigue yendo a restaurantes, ve a comprar casas nuevas, ignora esa pila de cuerpos en la esquina, queremos que sigas gastando porque hay algún político que piensa que el crecimiento del PIB es lo que cuenta’”, opina el multimillonario.
Gates considera que EE.UU. necesita aumentar drásticamente sus kits de pruebas para la enfermedad y sugiere un cierre de la nación de entre seis y diez semanas para “evitar” escenarios como el ocurrido en Wuhan, la ciudad china donde se originó la pandemia, y el que actualmente sufre Italia.

“Es difícil decirles a las personas durante una epidemia que deberían hacer cosas sabiendo que su actividad está propagando esta enfermedad “, argumentó el empresario, quien recientemente abandonó la junta directiva de Microsoft.

Vaticinios

En 2015, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, subió a un escenario en la ciudad de Vancouver, Canadá, empujando en una carretilla un gran barril negro con los sellos del Departamento de Defensa de EEUU. El barril, explicó, era lo que muchas familias guardaban en el sótano de sus casas cuando él era niño y estaba lleno de comida enlatada, agua y otros artículos necesarios para sobrevivir la gran amenaza de la época: una guerra nuclear.

Pero, en esta ocasión, Gates no venía a hablar de un apocalipsis atómico, sino de lo que él vaticinaba sería el próximo gran riesgo de una catástrofe global: una pandemia causada por un virus altamente infeccioso que se propagaría rápidamente por todo el mundo y contra el cual no estaríamos listos para luchar.

Esa es precisamente la situación en la que nos encontramos ahora: una amenaza “no de misiles, sino de microbios”, como el mismo expresó.