El yoga como actividad para equilibrar el cuerpo

0

A principios del siglo XX el yoga tuvo mala publicidad debido, en gran parte, al problema de la inmigración y a ciertos valores puritanos que surgieron. Con el pasar de los años esta actividad experimentó rechazo en la década de 1950, pero 10 años más tarde surgieron numerosas escuelas mostrando el interés occidental por la espiritualidad hindú. Fue en la década de 1980 cuando entonces se consiguió legitimar el yoga como un sistema puramente físico con ejercicios que proporciona beneficios a la salud.

Son tantas las bondades que aporta el yoga a nivel físico, mental y emocional, que los expertos aseguran que su práctica habitual puede cambiarnos la vida. En ese sentido, 10 minutos al día antes de acostarnos son suficientes para que mejoren nuestros hábitos de sueño, además a medida que se practica se logra alcanzar un profundo estado de bienestar, sobre todo en este momento que el mundo está lleno de tensión por la presencia del coronavirus (COVID-19).

Es por ello que practicar yoga, antes y ahora, principalmente, es una excelente forma de aliviar el estrés y las presiones que acumulamos y que nos pasan factura tanto a nivel físico como emocional. A medida que su práctica se hace más recurrente la mente y el cuerpo logran el equilibrio, lo que ayuda a comprender cuáles son las asanas (posturas) que nos favorecen mejor en el día a día.

Mejora también la respiración ya que enseña a respirar de manera correcta, las asanas, combinadas con una respiración adecuada, mejoran la circulación, lo que incide positivamente en el cerebro, órganos vitales y extremidades sabiendo que respirar de manera profunda y a un ritmo pausado, relaja el sistema nervioso, mejora el ritmo cardiaco y relaja los músculos.

Además, el yoga refuerza el sistema inmunológico al reducir el nivel de cortisol (la hormona relacionada con el estrés), el cual es el responsable de nuestros cambios de humor, aumento de peso, presión arterial alta, problemas de sueño y digestivos, entre otros. Está comprobado que niveles altos de cortisol en sangre provocan cambios en el sistema inmunológico, aumenta la flexibilidad y esto ayuda a evitar lesiones; aunque es probable que en un principio el cuerpo esté rígido. En síntesis, con esta especialidad podrás encontrar control, paz y salud en general.