Las solicitudes semanales de pensión por desempleo en EEUU alcanzan los 3 millones

0

La cantidad de solicitudes de pensión por desempleo que presentaron los estadounidenses alcanzó el récord de más de 3 millones la semana pasada, debido a las medidas estrictas para contener la pandemia de coronavirus, que incluyen el cierre de negocios.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos (EEUU) informó el viernes sobre un número récord de solicitudes de pensión por desempleo situado en 3,28 millones. El número rompe la marca de todos los tiempos de 695.000, registrado en octubre de 1982.

«Durante la semana que finalizó el 21 de marzo, el aumento de los reclamos iniciales se debe a los impactos del virus COVID-19», señaló el Departamento. «Los estados continuaron citando a las industrias de servicios en general, en particular el alojamiento y el servicio de alimentos. Otras industrias muy citadas por los aumentos incluyeron la atención médica y la asistencia social, las artes, el entretenimiento y la recreación, el transporte, el almacenamiento y las industrias manufactureras».

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que las reclamaciones aumentarían a 1 millón, pero las estimaciones oscilaron hasta 4 millones.

Frente la propagación del virus en el territorio estadounidense, se reporta que los gobernadores de al menos 18 estados, que representan casi la mitad de la población del país, han ordenado a los residentes autoaislarse en sus casas, y las empresas «no esenciales» se deben mantener cerradas. De esa manera, según los economistas, una quinta parte de la fuerza laboral está bajo algún tipo de bloqueo.

Asimismo, el hecho obligó a los senadores estadounidenses a aprobar un proyecto de ley de estímulo de dos billones de dólares con el objetivo de impulsar la economía del país en medio del brote de coronavirus.

«La economía podría estar en recesión»

Mientras tanto, el presidente de la Reserva Federal de EEUU, Jerome Powell, ha declarado este jueves que la economía de su país «podría estar en recesión».

«Pero apuntaría a la diferencia entre esta y una recesión normal. No hay nada fundamentalmente malo con nuestra economía. Muy por el contrario. Empezamos desde una posición muy fuerte», destacó.

Jerome Powell declaró que EEUU vive «una situación única», cuando las autoridades piden a los ciudadanos cerrar sus negocios y quedarse en casa. «En un momento dado, tendremos al virus bajo control y la confianza regresará», precisó.

Por otra parte, la semana pasada, Bank of America, una de las corporaciones financieras más importantes de EEUU, declaró «oficialmente» que la economía del país norteamericano «ha caído en una recesión». En la nota, enviada a sus inversores, suscrita por la economista Michelle Meyer, la entidad reiteró que se trata de una «caída profunda» en las actividades económicas y, de este modo, EEUU se «une al resto del mundo» en la crisis desatada por el brote del coronavirus. La corporación prevé que la economía estadounidense «colapse» en el segundo trimestre de 2020 y disminuya un 12 %. Asimismo, cree que el Producto Interno Bruto (PIB) se contraerá un 0,8 % este año.

Más de 68.000 personas se encuentran infectadas en el país desde el inicio del brote, mientras que el número de muertes supera ya los 1.000.

Ciudad CCS/RT en Español