Omar Ovalles: “Es la oportunidad de hacer realidad lo ecosocialista”

0

Ante la situación actual del planeta y en respuesta a la inquietud de muchos sobre
los cambios constantes entre las relaciones de las especies y su entorno, contactamos a Omar Ovalles, geógrafo, profesor e investigador en impacto de redes sociales del Centro de Documentación e Información del Centro Nacional para el Mejoramiento de la Enseñanza de las Ciencias (Cenamec), para hablar sobre la biodiversidad venezolana.

Mientras la emergencia sanitaria continúa y la cuarentena social sigue en los países del mundo, la tierra y las especies de animales toman un respiro necesario, donde el ambiente se alivia de forma proporcional ante la ausencia de agentes contaminates. Para el pionero del ecoturismo en Venezuela el cumplimiento de las normativas de prevención sirven para la reconciliación con el ambiente.

En sus libros ofrece información completa sobre los factores necesarios para el desarrollo sustentable del ambiente. “La conciencia social sembrada por el Comandante Chávez en el pueblo está más presente que nunca”, así lo manifestó Ovalles durante una amena conversación telefónica.

—Háblenos sobre el trabajo que ha venido realizando.

—En la UBV estamos trabajando conjuntamente con la Universidad Popular del Ambiente Fruto Vivas, desplegados en cuatro estados del país con estudiantes que están haciendo una evaluación exhaustiva en parques nacionales, zonas protectoras, refugios de fauna y parques recreacionales. Nosotros teníamos un año evaluando estas áreas, y hoy le hemos dado énfasis a distintas especies, ya sean beneficiosas para el ser humano o las que ahora se convierten en transmisores de algunas enfermedades. Grupos de voluntarios están trabajando en el Zoológico de Caricuao, en el Parque Galindo, en el Waraira Repano, en el monumento natural Pico Codazzi, en el Parque Nacional Macarao, en la zona protectora del Embalse de la Mariposa y en el Parque Nacional Laguna de Tacarigua. Los resultados del censo nos permitirán demostrar, en el caso de Venezuela, la capacidad de carga, que es el término técnico de los ecosistemas, la cual parece haber disminuido. En ese sentido, hemos visto la colonización de especies, como las guacamayas, los loros, las guacharacas, los rabipelados y distintas especies de la fauna urbana. Estamos muy pendientes de las especies que puedan ser transmisoras de enfermedades, que habitan en estos sectores y que también podrían seguir incrementando, más concretamente los murciélagos y algunos roedores. Hay que recordar que Venezuela ha tenido una experiencia interesante en el control de estas plagas, haciendo uso de técnicas en el manejo de la población. En estos momentos tenemos que ver la pandemia mundial como la oportunidad de cambiar a un modelo de desarrollo sustentable.

— ¿Cómo ha cambiado el ecosistema en esta cuarentena?

—En Caracas es notable la diminución de los niveles de contaminación del aire al reducirse el tráfico automotor, por ejemplo. Pero debemos esperar los resultados finales. Estos conteos, además permitirán determinar qué poblaciones se van a reproducir y cuáles especies necesitan mejores hábitos de alimentación. Sin embargo, debemos tener un balance más científico. Por otro lado, tenemos que estar muy pendientes y esto lo estamos haciendo con otro grupo de estudiantes, de una evaluación de las redes de telefonía e internet que se han venido incrementado con la cuarentena y se debe hacer un uso racional de estos servicios.

— ¿Qué opina sobre las especies que han vuelto a lugares en los que no se podía, tras la pandemia?

—Siempre han estado, por ejemplo en el caso de las colinas de Caracas, se refiere a áreas que están en lo más profundo de las quebradas y en las cimas de las montañas, que ahora se están reintegrando en la fauna urbana. Caracas tiene una cantidad enorme de árboles frutales que proporcionan alimento a las aves.

— En la Plaza Bolívar de Caracas, las ardillas parecieran estar domesticadas, ¿que nos puede decir de ello?

—En ese caso, son animales propiamente domesticados, han aprendido una conducta reiterativa de solicitar alimento. Estamos hablando de una fauna silvestre y en Caracas abunda mucho. Antes no se observaba porque el tráfico, la congestión, el ruido y la misma contaminación del aire los habían alejado de sus nichos ecológicos, ahora están colonizando otros.

— ¿Cuánto cambiará el ecosistema?

—Es difícil de predecir. Ahora, los cambios a nivel planetario son bestiales. Hemos visto que ya la actividad económica se ha reducido considerablemente. Se esperan reducciones drásticas en el flujo de transporte aéreo y marítimo, de grandes ferrocarriles. Todo esto les exige a los ecosistemas, pero ellos reaccionan muy lentamente. A corto plazo lo que tenemos que garantizar es la calidad del agua y del aire, que son base esencial en este caso de la prevención del coronavirus.

— Existen estudios que aseguran que por la cuarentena social implementada por los gobiernos, la presencia de la contaminación ambiental ha mermado, ¿qué opina?

—Sí, efectivamente. Se demuestra que la actividad ecológica es la que modifica el clima.

Ojalá que después de todo esto se puedan mantener las políticas racionales de ahorro y reducción del consumo de energías fósiles, que son las principales responsables de los gases de efecto invernadero. Es una lástima que por ejemplo Europa, que ya había iniciado su plan de reconversión tecnológica y energética, se vea tan drásticamente afectada por esta pandemia. Ojalá que cuando cesen las medidas de emergencia, en un mediano plazo, se pueda restituir este proceso, por ejemplo la eliminación de los motores diesel, de la misma energía nuclear, de la explotación de carbono a cielo abierto, entre otras medidas.

Y, en nuestro caso, en Venezuela, bueno, hacer realidad lo ecosocialista.

_____________

Biografía Mínima

 

Licenciado en Geografía, egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV).
Doctor en Ciencias Sociales, docente e investigador. Jubilado de la Facultad de Arquitectura de la UCV, actual coordinador de la Maestría en Ciencias de la Energía y Ambientes Protegidos de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).
Autor de los libros: Arquitectura del Ambiente; Principios del ecoturismo, de la Editorial Biosfera; Una faceta de la crisis ecológica; y Las reservas de biosfera. Es precursor del ecoturismo en Venezuela.

Textos Nailet Rojas / Fotos Vladimir Méndez