Punto de quiebre: Fake news: Vamos a contar mentiras tralalá, vamos a contar mentiras

0

Ya va Emily, no tienes pinta de enferma, debes tratar de poner los ojos tristes, ajá así, ahora habla como si acabaras de llegar corriendo, como si te faltara la respiración, cuando estés hablando intenta llorar, pídele a Dios que te salve, pídele a tu familia que te cuiden a tus hijos si algo te pasa, que le den amor y les digan con suavidad qué fue lo que le pasó a su madre… recuerda que tienes que mover fibras, hacer llorar a la gente, en medio de la charla debes toser y de ser posible trata de ver si puedes estornudar, agárrate la cabeza para que des la sensación de que te va a estallar. Acuérdate que por todo esto se te va a pagar y mientras mejor quede, mejor será la paga.

Se hizo una toma cerrada donde solo podía verse a la enfermera Emily sentada en una cama, con los ojos vidriosos y el rostro desencajado. Hablaba con rabia, pero no con la rabia de una persona que sabe que se va a morir, sino con la cara de rabia de una persona que odia, porque a odiar la han enseñado a través de los medios de comunicación.

Lo primero que dijo fue que la muestra que le tomaron el lunes por la mañana aún no la habían enviado el martes por la tarde para el Instituto de Higiene de la UCV donde analizarían la muestra. Le costaba respirar. Luego se refirió a las pésimas condiciones de reclusión. Lo dijo tosiendo. De fondo se escuchaba a alguien más tosiendo. Aseguró que el lunes le iniciaron los malestares generales, la tos, el dolor de cabeza, la fiebre, la dificultad para respirar. Informó, alzando la voz y denotando que su rabia se multiplicaba, que también le habían dicho que debía realizarse una hematología completa, PCR y radiografía de tórax, pero que estos exámenes debía costearlo ella. Estalló en llanto. Finalmente explicó que, aún cuando no había seguridad de que ella hubiese contraído el virus, la habían recluido en una sala donde había otros pacientes que también eran sospechosos de tener la enfermedad, por lo que si ella no la tenía al llegar, lo más seguro es que se la contagiaran allí en el hospital de Guatire, en el estado Miranda.

Además dijo que ella y el también enfermero Young Colina y otros pacientes tuvieron que limpiar y desinfectar los baños ellos mismos. “Exijo mis derechos como trabajadora de esta institución y como ciudadana venezolana”, dijo.

Y salió la verdad

Ah, usted es Emily. Yo soy el viceministro de Salud y vine para corroborar y atender las denuncias que usted formuló por las redes sociales. ¿Y por qué no lleva puesto el tapabocas? Ah, ya está mejor. Pero yo veo que todo esto está limpiecito y no veo a ningún paciente durmiendo en el piso. Y ya veo que no tiene ningún problema respiratorio. O sea, se curó sola. ¿Usted se da cuenta de lo grave de toda esta situación y del terrible daño que usted pudo causar?… ¿Ahhh lo que quería era algo de fama?… ¿Usted entiende que esto le puede acarrear sanciones, no sólo administrativas, sino de carácter jurídico? Ah, le pagaron por hacerlo. Bueno, yo voy a levantar un acta, donde voy a referir que todo era una vil mentira y que usted está perfectamente de salud.

Ese mismo día, pero en el Hospital de Coche también salieron varios supuestos enfermeros y grabaron videos similares y denunciaron que no los habían atendido pese a que presentaban varios de los síntomas del virus mortal.

El Sebin detectó que no eran trabajadores de la institución de salud, razón por la cual los fueron a buscar a sus casas y se los llevaron detenidos.

__________

Los Fake News (noticias falsas)

Las noticias falsas (en inglés fake news) son un contenido pseudoperiodístico, el cual es difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y sobre todo a través de las redes sociales, con el objetivo de engañar, dañar, desinformar, inducir al error, desprestigiar, manipular, generar zozobra y caos, anarquía, esconder alguna verdad, o simplemente sacar provecho de una situación, en función de sus intereses mezquinos y, en ocasiones criminales.
Las noticias falsas, al presentar hechos falsos como si fueran reales, son consideradas una amenaza a la credibilidad de los medios serios y los periodistas profesionales. El gran problema es que, con la masificación de las redes sociales, ya no son necesariamente periodistas los que difunden las especies falsas, sino cualquier usuario de las redes sociales y con el agravante de que el desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación permite que la dispersión de noticias falsas se riegue a una velocidad impresionante e incluso traspase las fronteras y se conozca a nivel mundial.
Este tipo de informaciones tienen que ver con lo que
se denomina “la posverdad”, que es definida como aquella “información” o aseveración que apela a las emociones, creencias o deseos del público en lugar de a hechos objetivos.
Ahora bien, los fake news no se utilizan tan sólo para destruir, causar daño, malponer o sacar provecho de una tragedia o calamidad, sino que muchos veces son escritos por algún usuario por negligencia o por ignorancia. Como esos que referían que la zábila y el toronjil eran buenos para el coronavirus o que este virus no atacaba en las zonas calientes porque no aguantaba las altas temperaturas, y en el caso de Venezuela, por ejemplo, ha atacado, con la excepción de la capital, las regiones más calurosas como Zulia, Aragua y Miranda.

Algunas mentiras piadosas y no tan piadosas

Cinco miembros de una familia resultaron positivos con el coronavirus en las residencias Paraíso Plaza, al lado del CC Multiplaza y las autoridades no descartan poner a toda la residencia, y si es posible a toda la urbanización El Paraíso, en cuarentena. Falso.

El clima caliente mata el virus. Varias cadenas anunciaban por Whatsapp que «el virus muere a los 26 o 27 grados», por lo que pierde su efectividad en climas calientes. Falso. De hecho hasta este jueves habían ocurrido tres casos positivos en Zulia y, en Aragua, donde el calor es sofocante, se han registrado más de 15 casos.

Primer venezolano muerto por el coronavirus, dijo por las redes sociales Alberto Federico Ravell. Falso de toda falsedad. Sí hubo un venezolano muerto por el coronavirus, pero en España.

Hay 200 casos de coronavirus en Venezuela. La especie fue difundida por Juan Guaidó el lunes 23 de marzo y dijo que su fuente son algunos empleados de Minsalud y unos pacientes. Falso. Hasta este jueves 26 de marzo van 106 casos.

Comer ajo puede protegernos del virus. La OMS dice que aunque el ajo es un alimento saludable y contiene algunas propiedades antimicrobianas, «no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus.

Ciudad CCS / Wilmer Poleo Zerpa