Utilizarán uniformes de Grandes Ligas para elaborar mascarillas contra el COVID-19

0

En un esfuerzo por ayudar a mitigar la escasez de material protector médico en Estados Unidos (EEUU), que se ha convertido en un asunto clave para los trabajadores de la salud y el personal de primeros auxilios en la batalla contra la pandemia del Covid-19, Fanatics, la compañía que hace los uniformes oficiales de la Major League Baseball (MLB), está utilizando las telas con las que se confeccionan los uniformes para fabricar máscaras y batas médicas.

MLB y Fanatics están asumiendo todos los costos asociados con dicha iniciativa.

«Esperamos que esto pueda jugar un rol en este esfuerzo comunitario para ayudar durante esta complicada situación», dijo Rob Manfred, Comisionado de MLB, en un comunicado.

Tomando en cuenta el receso obligado de la temporada 2020 de Grandes Ligas, cuyo inicio estaba programado para este jueves, Fanatics ha suspendido temporalmente la elaboración de camisetas, utilizando su planta de más de 109 mil metros cuadrados en Easton, Pensilvania, para crear un millón de máscaras y batas.

El plan es producir dichos artículos mientras haya necesidad de hacerlo. Ya se comenzaron a distribuir estos equipamientos médicos a lo largo del estado de Pensilvania, para luego pasar a Nueva Jersey y Nueva York, que se han convertido en el epicentro de la pandemia en Estados Unidos.

Las primeras máscaras y batas se hicieron de camisetas de los Filis de Filadelfia y los Yanquis de Nueva York, y pueden verse las tradicionales rayas de ambos uniformes. A medida que se expanda la producción y distribución, se utilizará material de otras camisetas.

De acuerdo con un estimado del Departamento de Salud y Servicios Humanos, se necesitarán 3,5 billones de máscaras solamente en Estados Unidos en la lucha contra la pandemia. La falta de artículos protectores se ha convertido en una situación delicada en el país, lo que llevó a Fanatics a explorar la posibilidad de utilizar las instalaciones de la compañía para ayudar.

Ciudad CCS / Reinaldo J. Linares Acosta