Tokio tiene nuevas fechas, y sospechas

0

Menos de una semana después de haber informado el diferimiento de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, previstos inicialmente del venidero 24 de julio al 9 de agosto, el pasado lunes el Comité Olímpico Internacional (COI) anunció que ya tenían nuevas fechas: serán efectuados del 23 de julio al 8 de agosto de 2021, mientras el aumento de casos de contagiados en Japón por la panademia del coronavirus (COVID-19), causantes de la posposición, generaba sospechas.

En el caso de los Paralímpicos, originalmente contemplados del 25 de agosto al 9 de septiembre de este año, quedaron para tener desarrollo del 24 de agosto al 5 de septiembre del próximo.

Como se darán cuenta en ambos casos les restaron un día a las fechas previstas inicialmente, lo que mantiene los días de inauguración y clausura. Los Olímpicos comenzarán un viernes y terminarán un domingo, igual a como se tenía previsto en la planificación para este año.

Esas consideraciones además de facilitar la programación, ya que podrán mantener la misma o su mayor parte, también favorecerán a los turistas que este año planeaban viajar para presenciar determinadas competencias de los Juegos, así como conservar los paquetes que ya habían sido vendidos con ese fin.

Con el aplazamiento de los Juegos, anunciado el martes 24 de marzo, se presentó una situación curiosa, ya que Japón, que junto a Corea del Sur y Singapur eran señalados como ejemplo de los países que habían logrado contener el COVID-19, comenzó a presentar un aumento en el contagio.

Esa particularidad generó sospechas y produjo denuncias, especialmente en suelo nipón, como la del ex primer ministro Yukio Hatoyama, quien según agencias escribió en Twitter: “Para dar la impresión de que la ciudad tenía bajo control el coronavirus, Tokio evitó tomar acciones estrictas e hizo que el número de pacientes fuera menor”.

También comentó que “El coronavirus se ha propagado mientras ellos esperaban. (Para la gobernadora de Tokio Yuriko Koike), lo primero eran los Juegos Olímpicos, no los residentes de Tokio”.

Un comentario señala que luego de la posposición de los Juegos la gobernadora Koike recomendó a los residentes de Tokio permanecer en sus casas los fines de semanas confirmando el aumento de casos.

Por su parte Katsunobu Kato, ministro de Salud, expuso que “no existe ningún tipo de relación (entre el aplazamiento y el incremento de casos)”.

El primer ministro Shinzo Abe pidió a los japoneses “prepararse para una larga batalla”.

Ayer ese país contabilizaba 3.096 contagios, 68 muertes y 1.091 pacientes recuperados.

Ciudad CCS / Juan Cermeño