Aumenta la venta de armas en EEUU en medio de la pandemia del COVID-19

0

La ingente tasa de propagación del Covid-19 obligó al Gobierno de Estados Unidos (EEUU) a aplicar medidas de restricciones comerciales. Entre los sectores priorizados se encuentran los alimentos y otros servicios esenciales, como por ejemplo las tiendas que venden armas. Estas, según la Agencia Federal de Investigación e Inteligencia (FBI, por sus siglas en inglés), han aumentado sus ventas en febrero de 2020, a más de 2.8 millones en comparación con los 2.3 millones del mismo periodo en 2019, refiere Deutsche Welle (DW).

A mediados de marzo, Alex Villanueva, sheriff del distrito de Los Ángeles, anunció que todos los negocios sin productos básicos debían cerrar. Esta situación, según refiere el medio alemán, produjo un gran revuelo entre los propietarios de armas y los posibles compradores. El pasado 28 de marzo, Villanueva informó nuevamente, refiriéndose a un nuevo mensaje del Departamento de Seguridad Nacional de EEUU que la importación, fabricación y venta de armas forman parte de la atención primaria.

Desde que surgió el brote de COVID-19 en EsEUU, los medios de comunicación locales han reportado que los estantes de las tiendas y supermercados se encuentran vacíos.

Reseña DW, que la tienda de armas Greta’s Guns, ubicada Simi Valley, California, permanece con la contestadora telefónica activa, y que el mensaje que corresponde a que las líneas del establecimiento están muy ocupadas dice: «Debido a la gran cantidad de llamadas, no podemos contestar el teléfono en este momento».

Por su parte, Josh Lowry, a cargo de una tienda de armas en Tigard, un pequeño pueblo al sur de Portland, Oregon, señaló: «Últimamente he tenido muchos clientes nuevos», dijo que la gama de armas de Oregon Rifleworks abarca desde rifles hasta pistolas, munición y cuchillos.

La mayoría de las armas están agotadas en la tienda online de Lowry: «Vamos muy retrasados con esta locura y tenemos que ocuparnos de tener más suministro y procesar las solicitudes».

«Nuestros clientes están preocupados por su seguridad», explicó Lowry, quien agregó «Temen que la policía tenga muchas más cosas que hacer y, por eso, ellos mismos se sienten obligados a hacerse cargo del asunto».

La crisis del coronavirus que ha puesto de manifiesto la enorme desconfianza hacia el Estado, el miedo al futuro incierto, afirma la DW, no solo ha llevado a los estadounidenses a acumular alimentos, sino también armas y municiones.

Ciudad CCS/AVN