Condenan a expresidente Correa a ocho años de prisión por presunto delito de «cohecho agravado»

0

Un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador sentenció, este martes, al expresidente Rafael Correa a ocho años de prisión por el presunto delito de «cohecho agravado», al ser considerado como «autor mediato» junto al exvicepresidente Jorge Glas.

De acuerdo con la sentencia, emitida por los jueces Iván León, Marco Rodríguez e Iván Saquicela, en el caso denominado «Caso Sobornos 2012-2016», se considera a Correa y a Glas como «autores mediatos por instigación al cohecho agravado».

La autoridad judicial León precisó que la víctima, en este caso, es el Estado y que esto fue probado por la Fiscalía. «Se ha probado que los pagos eran reportados al nivel jerárquico superior, liderados por Rafael Correa y el exvicepresidente Jorge Glas», leyó León durante la sentencia, reseña RT.

La sentencia no solo condena a Correa a pasar tiempo en la cárcel, sino que inhabilita su participación política en Ecuador por 25 años, hecho que ha venido denunciando el exmandatario ecuatoriano y que ha calificado como una persecución política por parte del actual presidente Lenín Moreno.

«No aprenden de la historia. No entendieron nada de Lula, Cristina, Evo. ¡Claro que con esta persecución hacen daño en el corto plazo! Pero en el largo plazo solo nos vuelven invencibles. No podrán cambiar el curso de la historia. ¡Resistiremos y venceremos!», escribió Correa en la red social Twitter, luego de conocer la sentencia.

Por la supuesta participación de los otros 20 exfuncionarios involucrados en la financiación de actividades proselitistas del partido político de Correa, Alianza PAÍS, con empresarios contratistas estatales que sobrepasan los 7,5 millones de dólares, entre el período 2012 a 2016, fueron declarados coautores y con la misma sentencia de 8 años.

Entre los juzgados también se encuentran el exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, y la exministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte.

Correa aseveró que el proceso de juicio y sentencia obedece a un show que solo buscaba impedir su participación en las próximas elecciones presidenciales.

Ante esto, Ricardo Patiño, quien ejerció la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio de Defensa durante la Presidencia de Correa, denunció la persecución, en medio de una pandemia como el COVID-19 que tiene en crisis al pueblo ecuatoriano.

«Ecuador atraviesa una crisis humanitaria sin precedentes. Sin embargo, la persecución no para, ya que tienen pánico de que Rafael Correa y la revolución ciudadana vuelvan a vencer en las urnas. Basta de tanto atropello», expresó en un tuit.

El Caso Sobornos inició en mayo de 2019, cuando el portal web La Fuente publicó una investigación en la que se expone que mediante aportes económicos de empresas multinacionales, entre ellas Odebrecht, colaboraron para la campaña presidencial del partido Alianza PAÍS de Correa.

En esa investigación se precisa que Pamela Martínez, entonces asesora de Correa, recibía en 2014 los aportes económicos; sin embargo, el exmandatario asegura que la misma abusaba de su posición y la descubrieron, pero para quedar libre le dijeron: «Si acusas a Correa te dejamos libre» y, en efecto, fue puesta en libertad meses más tarde.

No obstante, Martínez recibió este martes una pena de 38 meses de cárcel, gracias a su cooperación durante el caso.

Al emitir esta sentencia, Correa no podrá postularse para ningún cargo en las elecciones legislativas y presidenciales de 2021 y esa inhabilitación política quedará vigente por 25 años.

No existen precedentes en el país de un juicio de tal magnitud. El proceso que se le iguala es por el caso Odebrecht, en 2017. Este duró 14 días, luego el tribunal se tomó cinco días más para deliberar y sentenció a seis años al exvicepresidente Jorge Glas.

Ciudad CCS / AVN