Migrantes robados

0

Por los días santos, el gobierno colombiano y  el Cartel de Lima violaron el 7°  mandamiento: “No robarás”. Aprovechando la pandemia, Duque y los fariseos echaron a la calle a los  venezolanos. Por recibirlos, el Banco Mundial donó a Colombia 31,5 millones de dólares, parte de una operación de $ 750 millones. Para lo mismo, la ONU aprobó al Cartel de Lima  $ 120 millones, de unos 300 millones que le presupuestó. Igual EEUU informó que de $ 656 millones aprobados, ya había enviado 473 millones. Si vemos que los venezolanos que van a EEUU paran en las cárceles y los que se fueron para Centro y Suramérica, los sacan con lo que llevan puesto, significa que alguien se robó esos reales. Y no fue Judas.

Earle Herrera