Ovnis vs COVID

0

Trump se puso sico-sideral. Su treta para vender el COVID-19 como  “virus chino” no  funcionó. Tampoco la estrambótica receta del desinfectante antiviral. Lo derrotó el humilde malojillo. Fuera de sí, lanzó la idea de exigir a China pagar al imperio por cada infectado. Nada. El Pentágono tuvo que acudir en su auxilio  y reveló  alucinados encuentros con Objetos Voladores No Identificados. El magnate vio la oportunidad de una victoria preelectoral y lanzó sobre el COVID-19 una flota de platillos voladores.  Por la tarde, los medios informaron que unos 500 soldados de los destructores apostados en el Caribe, frente a las costas venezolanas, estaban infectados por el coronavirus.  En la primera batalla cósmica, con Ovnis y todo, Trump volvió a ser revolcado por el bichito.

Earle Herrera