Ejercitarnos garantiza en gran medida estar sanos

0

Muchos estudios han corroborado que realizar una actividad física es de gran beneficio para la salud, ya que no solo logra mejorar la condición corporal sino también nuestra salud mental y, al hacerlo de forma continua, prolonga la longevidad y protege contra el desarrollo de enfermedades, mejorando considerablemente la calidad de vida, como lo describe y recomienda la Organización Mundial de la Salud.

A medida que vamos creciendo, nos sumergimos en múltiples obligaciones y responsabilidades, esto nos da a entender o pareciera que niños, adolescentes y nosotros mismos como adultos dejamos de lado las actividades deportivas, el ocio, esparcimiento y la recreación, sobre todo en esta época.

El día a día, el incremento de la utilización de la web y videojuegos, las jornadas laborales extenuantes, la falta de tiempo, inapetencia, flojera, incitan la aparición de un estilo de vida sedentario, aumentando el riesgo de desarrollar diversas enfermedades tanto físicas como mentales.

Es importante destacar que alimentarse de manera adecuada, consumiendo proteínas, carbohidratos y grasas, nos permite adquirir el desarrollo de la musculatura y la energía necesarias para alcanzar ese estado de salud óptimo que tanto anhelamos. Tomando en consideración lo antes descrito, les detallo de manera precisa los principales beneficios de realizar actividades físicas:

Previene o reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, protege las arterias, previene el riesgo de infarto y disminuye la presión alta, la obesidad, diabetes, artritis y algún tipo de cáncer por su incidencia en el sistema inmunológico. Favorece la flexibilidad y coordinación, debido a que el cuerpo se mueve con más elasticidad permitiendo un nivel más amplio de estiramiento y elongación, aumenta la masa muscular, volviendo el cuerpo más armónico, firme y atlético.

Mejora la resistencia y condición física, incrementando la capacidad funcional para realizar otras actividades de la vida diaria, restringe la sensación de cansancio y, por el contrario, genera sensación de mayor energía, el fortalecimiento del sistema musculo esquelético, disminuye el riesgo de lesiones y enfermedades articulares degenerativas (artrosis, osteoporosis entre otras).

Ciudad CCS / Ydalmis Bravo