Objetivo de incursión terrorista en Venezuela era secuestrar al presidente Maduro y llevarlo a EEUU

0

La incursión terrorista neutralizada el domingo 3 de mayo tenía el objetivo de detener a funcionarios del alto gobierno, así como la captura y extracción del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, hacia Estados Unidos (EE.UU.)

Así lo confirmó el testimonio del segundo mercenario y exmiembro de las Fuerzas Especiales de EE.UU. capturado en el país, Airan Berry, quien fue contratado por el representante de la empresa Silvercorp, Jordan Goudreau, cuyos servicios fueron solicitados por Juan Guaidó para cometer actos terroristas en Venezuela.

El video de Barry lo presentó este jueves el vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, quien afirmó que la información ofrecida por los estadounidenses permite avanzar aceleradamente en la línea de investigación que los cuerpos de inteligencia del país tienen sobre el caso.

«Le va a costar mucho a la administración Trump deshacerse de la responsabilidad que tiene, porque ya se han abierto procesos de investigación en el Congreso y en tribunales de los Estados Unidos de Norteamérica», enfatizó Rodríguez desde el Palacio de Miraflores, refiriéndose a lo informado por Associated Press, en cuanto a las recientes consultas hechas por el Congreso de EEUU al Departamento de Estado sobre los planes de Goudreau.

En su testimonio, Berry, quien cumplió misiones en Irak en 2003, 2005 y 2007, explicó a las autoridades su misión de tomar el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar de Maiquetía y el de La Carlota para permitir el acceso de  aviones extranjeros, los cuales  aterrizarían para el secuestro y extracción del presidente Nicolás Maduro hacia EEUU.

De acuerdo con la investigación, tenían prevista la toma del Palacio de Miraflores, la Dirección General de Contrainteligencia Militar y Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

Igualmente, se planificó la extracción del presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; de la vicepresidenta Ejecutiva de la República, Delcy Rodríguez; del vicepresidente sectorial Tareck El Aissami; del ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, entre otros altos funcionarios.

Berry llegó a Colombia en enero y se unió a Luke Denman, otro de los mercenarios contratados, y fue recibido por Antonio José Sequea en Riohacha con el propósito de entrenar a los desertores terroristas en tres campamentos ubicados en esa localidad, en la costa norte, donde conoció al narcotraficante Elkin López, alias «doble rueda».

También se confirmó que quien lideraba y tenía más conocimiento de la incursión en Venezuela era el terrorista Antonio Sequea Torres, quien coordinó la acción en Caracas con el narcotraficante José Alberto Socorro, alias «Pepero», facilitador de los vehículos y el arsenal de armamento en La Guaira.

Rodríguez añadió que las investigaciones dejan claro el vínculo directo entre el presidente Iván Duque; narcotraficantes colombianos, la DEA y sectores de la derecha venezolana con el entrenamiento a terroristas en Colombia.

Este vínculo compromete a Juan Guaidó, Iván Simonovis y otros integrantes de la derecha con narcotraficantes colombianos como Elkin López, alias «doble rueda», dijo.

López desarrollaba, en conjunto con el denominado clan de «Los Giraldo», una fuerte confrontación contra la banda criminal de «Los Urabeños» en la Costa Caribe por el control de la zona y el manejo del tráfico de estupefacientes y extorsiones, explicó Rodríguez.

López Torres «es un narcotraficante, responsable de más de tres decenas de asesinatos en Colombia, es un descuartizador», señaló.

Igualmente, presentó la entrevista hecha este miércoles por el periodista Fernando del Rincón a JJ. Rendón en CNN en Español, en la cual Rendón confirmó que suscribió el contrato con Silvercorp.

Este miércoles, el presidente Maduro presentó el primer testimonio del exboina verde estadounidense, Luke Denman, quien afirmó que recibiría un pago entre 50 mil y 100 mil dólares para acometer la acción terrorista llamada «Operación Gedeón».

«Se me contrató para llegar a Caracas, asegurar un aeropuerto y seguir el plan, mi misión era tomar un aeropuerto hasta que pudieran hacer un traslado seguro de Maduro hasta un avión hacia EEUU», aseguró Denman

Mientras, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, fuerzas policiales y el pueblo han capturado, hasta el momento, a 23 terroristas que venían en las lanchas retenidas el 3 de mayo.

Rodríguez enfatizó que todos los pueblos de las costas están activados para seguir la pista de los terroristas que pudieran estar tratando de huir del territorio nacional.

Ciudad CCS / AVN