EE.UU. delegó en Simonovis coordinación de operación mercenaria en Venezuela

0

Bajo la denominación de “jefe operativo”, el prófugo de la justicia venezolana Iván Simonovis fue encomendado por el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) para dirigir la fallida incursión militar en Venezuela, ocurrida el domingo 3 de mayo en las costas del estado La Guaira.

La afirmación corresponde al vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo, Jorge Rodríguez, quien detalló que la maniobra mercenaria fue activada por la Casa Blanca en marzo pasado, posterior a los encuentros de Donald Trump con su homólogo de Colombia, Iván Duque, y el diputado de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, Juan Guaidó.

“Se da el visto bueno para que sea Simonovis el que coordine”, enfatizó Rodríguez, al tiempo que señaló que el excomisario difundió una serie de mensajes en su cuenta de Twitter para “sembrar falsos positivos” previo a la incursión armada.

Desde el Palacio de Miraflores, ubicado en Caracas, reiteró que inicialmente Clíver Alcalá Cordones era el encargado de dirigir la operación, sin embargo, Simonovis “en complicidad con Antonio Sequea, le dan un golpe de Estado para quedarse con la dirección de la operación”.

La participación de Simonovis en la incursión militar fue confirmada por Antonio Sequea, quien señaló haber mantenido comunicación con él a los fines de “reportar cualquier situación o novedades de la maniobra en curso referente a Venezuela”.

“Él (Iván Simonovis) me pide novedades de una operación de la que está en cuenta, le digo que más o menos, que todos estamos en la lucha, él me dice que si tuviese la oportunidad de estar en el terreno lo estaría, pero por sus limitaciones no podía”, relató Sequea.

Sequea, quien dirigió la misión de desembarco en Macuto, precisó que Jordan Goudreau, responsable de la empresa Silvercorp, confirmó que la seguridad de EE.UU. estaba al tanto del procedimiento que se realizaría en Venezuela, tanto que el veterano de guerra suministró información sobre las operaciones que se activarían en el Caribe.

En este sentido, Rodríguez indicó que el detonante para la operación fue la acusación del Departamento de Justicia de EE.UU. contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, por supuestos nexos con el narcotráfico.

“Esta es una operación a la que se le da luz verde con la barbaridad cometida por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos que se atreve a someter a un Presidente Constitucional, electo según lo establecido en las normas electorales y legales de Venezuela, a ponerle precio a su cabeza el pasado 26 de marzo”, agregó.

Destacó que la maniobra mercenaria no solo incluye un componente criminal y de siembra de angustia, zozobra y muerte en territorio venezolano, sino también la ambición a causa de la recompensa de 15 millones de dólares por la captura del jefe de Estado.

Por otro lado, el también ministro de Comunicación e Información destacó que existen indicios de que en la listas de “ajusticiables”, de acuerdo al contrato entre Guaidó y Silvercorp, no solo figuran representantes del Gobierno Nacional, sino “representantes de la oposición venezolana a los que este grupo de extrema derecha veía como un estorbo para el cumplimiento de sus planes”.

Ciudad CCS / Prensa Presidencial.