Chuao, Chuao

0

Después de capturar a los mercenarios, los pescadores cantaron el Bella Chuao, una versión afro-costeña del himno de los partisanos, según Roy Daza.   Los Rambos  gringos no podían creer que terminarían sus andanzas criminales  pidiendo cacao  en un pueblito de cultivadores de ese fruto: Chuao. La derecha debería dejar su perrera con este nombre o topónimo. Su marcha golpista de 2002 salió de Chuao, la urbanización del Este caraqueño.  Chocó con el 13 de abril.      Ahora, la invasión de mercenarios desde Colombia recala en Chuao, el bravo pueblo de pescadores. Abril los alcanzó en mayo. Una sifrina sensata (!) ironizó, masticando un Cricri: “ya deberíamos decirle chao a Chuao”.

Earle Herrera