Contrato

0

¡Hay contratos leoninos, pero carajo, el contrato entre
Guaidó y Goudreau, es de muerte rápida! No hay peo en que
no nos hayamos metido por pendejos. Uno está apoyando
una vaina en la que cree, pero de repente se aparecen con
unas triquiñuelas raras que nos dejan loco de bola a bola.
Después de la invasión por Macuto y por Chuao, dos
fracasos en uno, un ofertón en esta época de precios altos
donde no hay ofertas por ninguna parte, vienen y nos
muestran un contrato que firmó el interino que apoyamos, y
nos quedamos con la boca abierta, porque lo que faltó fue
firmar también que si Goudreau quería llevarse a la mujer
de uno, pues, se la llevaba y la devolvía cuando le daba la
real gana. Hay que tener bolas para firmar una vaina así. A
uno lo pueden engañar, como nos ha venido engañando el
interino con su cara de pendejo y con esas bolserías de
marchas y ayuda humanitaria y golpe el 30 de abril y
atentado en la Avenida Bolívar y cien dólares para nuestros
médicos y ahora invasión y después contrato y coño, no me
eches más cartas, pero engañar a esos gringos sí es bien
arrecho, así que no basta con aceptarle la renuncia a los dos
ligaditos de J.J –Pura Pérdida- Rendón y a Bogotá Vergara,
quien ya venía de robar en Colombia con Rossana y Kelvin,
es decir, que tenía curriculum que jode.
Está bien, somos más arrechos que el perro de los Branger,
porque salimos a decir toda vaina, y si quieren más,
vuelvan a entrevistar a J.J-Pura Perdida- Rendón para que se
los diga. Silvercorp era una especie de Barbarazo, que le
pones un estado por delante y le pagas 200 millones de
dólares y adiós estado que te apagaste, y menos mal que no
se dio esa invasión, porque aquí, entre nosotros, los
hombres pensantes y decentes de lo que queda de la
oposición, ya estaríamos gritando que yo lo hice, y que yo

fui el primero, y que yo quiero la presidencia de Pdvsa, es
decir, si nos estamos matando sin estar en el poder, al llegar
al poder el esterero de muertos opositores va a ser la noticia
en el mundo es ancho y ajeno.
El contrato se ha convertido en una vaina que mete miedo.
Asusta. Y no tenemos vergüenza. Nos seguimos haciendo
los locos. Los bolsiclones. Como que la vaina no fuera con
uno. Y la otra oposición de Espoleta Allup y sus
compinches, no dice nada por temor a perder la visa que les
permite ir a Disney con sus chamos. Y los periodistas,
carajo… periodistas nuestros, escriben y dicen todo lo que
les da la gana, porque saben que los vigila Elliott Abrams
para pagarles, pero sin embargo ya todo el mundo los ve con
arrechera porque están cobrando en dólares ypor que
mandaron la ética para el carajo, lo mismo que nosotros en
la oposición, es decir, esa vaina de ser mala gente, como
nosotros, de que se pega, se pega. Tratan de justificar el
contrato para al mismo tiempo justificar la invasión y
quedar bien ante el Director de la prensa libre y por puesto,
Elliott Abrams. Pero cómo carajo justifican ese contrato si
por donde lo agarres echa sangre y salimos perdiendo, y
dejamos de ser un estado para ser un coroto, como ellos
quieren, que se estira y se encoge.
El papá d Margot da vueltas por la sala y se estira los pocos
pelos que le quedan en cada cabeza es un mundo, y va
diciendo: “cómo se puede firmar una vaina así con esas
condiciones tan desgraciadas, no, yo apoyo todo, pero esa
de que me eliminen el país ni de vaina, y que vengan los
gringos a darme órdenes, tampoco, está bien que nos den
órdenes desde afuera, pero desde adentro, esa vaina sí que
no”. Y se acerca al cuarto y agarra la puerta y le mete ese
coñazo tan duro que la vecina grita: “Desgraciado, sale a
firmar tu contrato para que te vayas”.
-Y siempre me respondes, quizás, quizás. – me canta
Margot.

Roberto Malaver