Bundesliga abre la desescalada tras el Covid-19 con estadios a puerta cerrada

0

Tras 66 días de pausa debido al nuevo coronavirus y con una preparación muy condicionada, la Bundesliga se reanuda este sábado a puerta cerrada con unas medidas muy altas de prevención sanitaria y con la atención del mundo entero, especialmente de varias grandes ligas europeas que se reanudarán en algunos días.

Alemania inicia la actividad deportiva aún sin vacuna para la Covid-19 y dentro de la pandemia del coronavirus. Todo ello hará que la liga alemana esté en el punto de mira, siendo la primera gran competición futbolística en reanudarse tras la crisis provocada por el coronavirus.

A pesar de las dudas que pueden existir entre los equipos y los aficionados, hace unos días se llegó a la conclusión de que la temporada iba a reanudarse, a pesar de que en Francia, por ejemplo, se decidiese dar por concluido el fútbol en Primera división.

Los 18 equipos afrontan un esprint final de nueve jornadas muy abierto a las sorpresas y sirviendo de ejemplo para evitar cualquier posible error en lo que respecta al Covid-19. El propósito es terminar la temporada a finales de junio o, si por alguna eventualidad esto no fuese posible, en julio. Quedan nueve jornadas, con el Bayern Múnich como líder con 55 puntos, cuatro más que el Borussia Dortmund, segundo, y cinco por encima del Leipzig, tercero.

Después de más de mil test entre futbolistas, técnicos, fisioterapeutas y personal de los equipos, con diez positivos entre la Primera y la Segunda División, la Bundesliga alemana abre la desescalada de las grandes ligas europeas, con casi un mes de antelación de las fechas que manejan a mediados de junio para su reanudación tanto La Liga como la Serie A y la Premier League.

La Bundesliga presentará una serie de medidas. En un principio, los entrenadores estaban obligados a llevar mascarillas debido al plan de higiene contemplado para la reanudación de la temporada, pero finalmente no tendrán que hacerlo si no quieren debido a que varios de ellos se habían quejado de que el uso de la mascarilla dificultaba su trabajo desde la banda.

Eso sí, para poder prescindir de la mascarilla se tendrá que asegurar que se puede guardar la distancia de 1,5 metros ante otras personas que estén sentadas en el banquillo.

Los tradicionales saludos de mano entre los capitanes se suprimirán, al igual que la salida conjunta de los dos equipos al campo. Los jugadores que estén en el banquillo deberán guardar entre ellos una distancia de 1,5 metros, lo que hará que varios de ellos puedan ir a la grada si no hay suficiente espacio.

En cuanto a la cobertura del partido, no habrá zona mixta y las conferencias de prensa serán virtuales. Las salas de prensa en los estadios no estarán disponibles y no habrá más de diez periodistas.

Solo habrá cuatro recogepelotas por partido que deberán llevar mascarillas y desinfectarse las manos continuamente. Los balones también deberán ser desinfectados antes del partido y durante el choque.

La Bundesliga aprobó este jueves la posibilidad de que los equipos puedan realizar cinco cambios por partido, en lugar de tres tras el visto bueno que habían dado la FIFA y la International Board.

La modificación se hizo después de tener en cuenta las advertencias de médicos deportivos de que las lesiones y el desgaste pueden aumentar en vista de la larga interrupción de los entrenamientos en grupo que atravesaron los equipos por la pandemia del coronavirus. No obstante, los cambios deben ser en un máximo de tres tandas.

El derbi de la cuenca del Ruhr, entre el Borussia Dortmund y el Schalke, es sin duda alguna el plato fuerte del sábado por la tarde.

Ciudad CCS / VTV