Hágase tu Credo

0

Creo en el Aquiles  que cantó a Isadora

Duncan suspendida al éter de sus pies

Que regó su leyenda de flor liberadora

En las siembras cantadas del gran Tito Curet

 

En la vida creo en medio de la flora

Del poeta de tortuguitas y ciempiés

Que con Rainer Maria Rilke enamora

Y en una rosa de amor muere después

 

En el azulejo que abrió  los ventanales

De la vieja Caracas que se fue

Con sus tranvías, faroles y panales

 

De miel de otras colmenas señoriales

Cuando todavía cantaba el cristofué

En esos barrios de Aquiles sin cristales

 

Earle Herrera