Bogado fue garantía de triunfos

0

El softbol es uno de los deportes más antiguos y practicados en Venezuela. Junto al beisbol, forma parte de nuestra idiosincrasia y es por ello que sea común verlo en acción desde una pequeña comunidad hasta a nivel de selecciones, esas mismas que en los últimos años nos han dado tantas alegrías dentro y fuera de nuestras fronteras.

Justamente el combinado femenino es uno de los que más lauros obtuvo en la década pasada, gracias a un plantel de jugadoras con mucho talento que encabezó, hasta el 27 de noviembre de 2014, la serpentinera Mariangee Bogado, quien con apenas 14 años se estrenó representando al país por su brillante y aguerrida labor en el montículo.

Se trata de una joven que siempre llevó este deporte en sus venas. La influencia de sus padres, también jugadores, la llevó desde los 9 años a entrar en el diamante, primero en el beisbol y más tarde en la especialidad con la cual cosechó sus mejores años como atleta.

Su actuación la convirtió en la principal referencia femenina del pitcheo en Venezuela y otras partes del mundo que apreciaron su calidad.

Aunque confesó en su momento que se vio tentada a iniciar carrera también en el voleibol (por deseo de su progenitor), se decantó por el trabajo en el cual hoy la recordamos. Fue con los Ángeles de Mariara que dio sus primeros pasos. Por su ubicación geográfica, logró participar en Aragua y Carabobo hasta que da el salto a la selección nacional tras ser escogida en un grupo de 30 aspirantes.

La hora de la consolidación

Teniendo como mentoras a jugadoras de experiencia como la receptora Zuleyma Cirimelle y la lanzadora Dennys Álvarez, Mariangee inicia su travesía en la escuadra nacional en la cual tuvo la oportunidad de mejorar su técnica con la mánager Kim Wright, quien la llevó a entrenar a Canadá y Estados Unidos donde gracias a una beca de estudio aprovechó para graduarse como criminóloga.

En su estadía con la selección nacional coincidió con otras jugadoras de mucho cartel como Denisse Fuenmayor, Maribel Riera y María Soto, pero con el tiempo, y por su desempeño, se ganó el prestigio que tenían sus compañeras. Aunque admitió en entrevistas pasadas que para llegar a la cúspide de su carrera debió sacrificar muchas cosas familiares, la relación sentimental, entre otras.

Cosecha importante de premios

Bogado contribuyó con sus presentaciones a que nuestro combinado nacional consiguiera los cetros en el Panamericano Junior de Medellín 1998; Juegos Bolivarianos de Cartagena 2005; Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006, Mayagüez 2010; Juegos Suramericanos de Medellín 2010; Campeonato Panamericano de Hermosillo 2006 y de Paraná 2014.

Además, integró las escuadras que disputaron los mundiales de East London, Suráfrica 2000, Christchurch, Nueva Zelanda 2004, Saskatoon, Canadá 2009, Auckland, Nueva Zelanda 2013 (segundo lugar) y los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

El momento del adiós

Fue en los Centroamericanos y del Caribe (Veracruz 2014) que se despidió, lanzando el último choque del equipo en ese torneo.

__________

Anécdota

La actuación de Bogado en la selección coincidió con la gestión del presidente Hugo Chávez, fanático y jugador de beisbol y softbol que les brindó el respaldo y además se colocó muchas veces el uniforme para jugar y compartir con las muchachas. “El Presidente siempre estuvo pendiente de nosotras. Fuimos sus ‘toñecas’ (consentidas). Jugó con nosotras, nos llamó y nos visitó. Él siempre tuvo presente la selección de Venezuela. Sé que él nos está viendo, me gustaría enviarle un abrazo y decirle que lo extraño”, expresó sobre el Comandante durante una de sus últimas caimaneras junto al presidente Nicolás Maduro y también peloteros profesionales.

____________

Biografía Mínima 

Mariangee nació el 4 de julio de 1984 en Mariara, ciudad del estado de Carabobo, pero con mucha cercanía a Aragua. Mide 1,68 metros y pesa 70 kilos.
Es licenciada en Criminología de la Universidad de Indiana, Estados Unidos, allí jugó softbol en la NCAA con esa misma casa de estudios.
Su padres, Mary y Ángel, jugaron softbol amateur y la impulsaron durante toda su exitosa carrera.
Está casada y tiene dos hijos. Al momento de su retiro, hace 6 años, declaró dedicarse plenamente a su familia sin mostrar ningún interés en alguna actividad vinculada al deporte que a su juicio le dio muchas alegrías.

Ciudad CCS / Harold Urrieta