MacArthur en Chuao

0

Es una hipérbole imperial comparar Chuao con Pearl Harbor, pero a Trump se le ocurren esas vainas (¿no mandó a su gente a inyectarse cloro?). Ningún mercenario yanqui pudo proclamar, ni en Macuto ni en Chuao, el célebre “We will come back” del halcón MacArthur. Para barnizar la humillación de sus “boinas verdes” por unos pescadores, Trump fanfarroneó: “Yo no haría operaciones secretas con Venezuela, voy con mi ejército”. Pues mire, el imperio tiene un amplio prontuario de operaciones encubiertas: la aplastada de Bahía de Cochinos, las perpetradas contra Aristide, en Haití, y Zelaya, en Honduras, para no llegar al Santiago de Chile ensangrentado. El grandulón es adicto al zarpazo cobarde y al golpe artero. Si no pelea con ventaja, Goliat se agarrota, o sea.