Inician aplicación de plasma convaleciente a pacientes COVID-19 en Costa Rica

0

Este lunes el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, confirmó que su entidad inició la aplicación de plasma de convalecientes de COVID-19 en pacientes con esa enfermedad.

«Una mujer de 37 años es la primera persona en recibir este tratamiento, ingresada en el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (Ceaco) capitalino», indicó Macaya durante rueda de prensa sobre la pandemia en este país, desde la Casa Presidencial.

Señaló al respecto, que la primera dosis le fue administrada el sábado y la segunda el domingo. Este lunes la paciente es reportada con buena evolución clínica.

«El plasma convaleciente se obtiene de una persona ya recuperada de COVID-19 y se usa como tratamiento mediante infusión en un paciente nuevo que está con el virus activo», explicó el presidente ejecutivo de la CCSS.

La CCSS señaló que a la fecha contabilizan en el Banco Nacional de Sangre 25 donantes, de los cuales han obtenido 61 bolsas de plasma convaleciente, y añadió que de cada donante pueden obtener de una a tres bolsas en cada donación. El microbiólogo Sebastián Molina, especialista en inmunohematología del Banco Nacional de Sangre, detalló que los anticuerpos actúan como barrera contra el virus lo que ayuda al paciente a recuperarse.

Las inmunoglobulinas o anticuerpos son proteínas vitales que realizan una amplia variedad de funciones e influyen sobre el equilibrio del sistema inmunitario y se encuentran en el plasma de las personas, puntualizó.
Costa Rica usará el plasma convaleciente como tratamiento en aquellos pacientes COVID-19 que tengan una condición severa o critica, con menos de 14 días de estar internados y que cumplan los criterios para recibirlo.

Molina precisó que cada paciente que lo requiera recibirá una aplicación de plasma en dos dosis equivalentes a una bolsa de 200 mililitros cada una, mediante transfusión y con una diferencia de tiempo de 24 horas entre ellas.

«Los anticuerpos que puedan ser transfundidos a través del plasma tendrán una permanencia temporal en los pacientes e irán disminuyendo conforme vayan actuando hasta desaparecer, motivo por el cual el plasma es un tratamiento y no una cura contra el virus», acotó el microbiólogo.

El informe de este lunes sobre el COVID-19 refleja que en Costa Rica hay 951 casos confirmados, con un rango de edad entre cero y 87 años; 507 son hombres y 444 mujeres; 778 son ticos y 173 extranjeros; 833 son adultos, 51 adultos mayores y 67 menores de edad; y 15 hospitalizados, dos en cuidados intensivos, una de 55 y otra 64 años.

Ciudad CCS / AVN