El Parkour combina mucha adrenalina y peligros

0

Saludos mis estimados lectores. Las actividades físicas de riesgo se renuevan constantemente en busca de desafíos inéditos relacionados con la velocidad, gravedad, la altura, vencer tus propios miedos y la supervivencia, de ahí no dejan de aparecer nuevas disciplinas, por lo que en esta oportunidad les hablaré del Parkour.

Se le conoce como un deporte de origen francés, con alto grado de peligrosidad en el que las personas que lo practican utilizan su cuerpo para superar los obstáculos urbanos que se encuentran a su paso realizando acrobacias. Ejecutarlo sin la adecuada experiencia conlleva a lesiones irreversibles o inclusive la muerte.

Para poder realizar las acrobacias con seguridad y eficiencia, se necesita una capacidad motriz adecuada y una gran potencia de salto, pues el objetivo principal es moverse rápidamente de forma controlada; combinando movimientos, categorizados en desplazamientos, saltos, aterrizajes y maniobras avanzadas.

La dificultad varía en función de la complejidad del obstáculo callejero, la velocidad, la fuerza del salto, el peso del traceur (practicante) y la pericia del mismo. Saltar de una casa a otra, bajar de una acera dando un salto mortal, es lo que lo cataloga como un deporte absurdo, sin embargo, estas acrobacias son complementos que lo hacen un deporte mucho más completo y llamativo.

El reto se produce cuando se va subiendo el nivel y los recorridos son cada vez más complejos, además de que los movimientos pasan a ser más limpios y espectaculares.

Dada su extremada exigencia, es muy común que se produzcan lesiones o accidentes que pueden ser mortales.

El Parkour se puede practicar tanto en un ambiente natural o arquitectónico, lo importante es que haya obstáculos, además otro punto a favor de esta especialidad, es que no necesita equipamiento especial quizás por esta razón es un deporte de alto riesgo que quizás no muchos jóvenes, específicamente, estén dispuestos a llevar a cabo.

Por último, debo destacar también que el Parkour tiene varias premisas que no podemos olvidar: la no violencia, no competición, no grupos, no jefes y, en ese sentido, ¿tú te atreves a practicarlo? Nos reencontramos en una próxima entrega.

Ciudad CCS / Ydalmis Bravo