La falta de agua con tinte político

0

Un grupo de personas agredieron al comunicador social y trabajador de este medio José Luis Pimentel, luego de que este hiciera pasar un camión cisterna en medio de una simbólica protesta.

Habitantes de Sarria en la parroquia El Recreo, tomaron las calles para protestar por la falta de agua en la tarde de este miércoles, por lo que José Pimentel, junto a otros lideres, canalizó un servicio de agua para asistir a la comunidad, sin embargo, fueron interceptados y agredidos por un sector de dicha comunidad, según denuncia el propio afectado, Pimentel.

José Luis actualmente pertenece a la estructura política de su comunidad que encierra un conglomerado de residencias que se vienen organizando para dar respuesta a las diferentes necesidades de los habitantes, incluyendo la falta de agua, por lo que al parecer, en días pasados se surtió del vital liquido primero a las comunidades bajas, para luego continuar con las posteriores que quedan mas arriba.

Lo que comenzó como un reclamo por falta de agua, se volvió una agresión hacia José Luis Pimentel y hacia su hija Mariana de diez (10) años de edad, según testimonio del propio comunicador social.

«Cuando hicimos pasar al camión y nos dirigíamos hacia la comunidad, comencé a recibir insultos como maldito chavista, y groserías de todo tipo delante de mi hija, particularmente del señor Basilio Barrios y su hija Arley. Me amenazaron, estaban instigando al odio y hasta un posible linchamiento contra mi persona», manifestó Pimentel.

Presuntamente, Barrios fungió como comisario del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas, y a raíz de tal ejercicio profirió una amenaza directa contra José Luis Pimentel, incluso delante de otros miembros de la comunidad.

«Yo temo por mi vida, porque amenazaron incluso a mi hija. Dijeron -‘cuando esto caiga vamos por ti y por tu hija’-, además Arley se ha hecho pasar como líder comunal revolucionaria y no es así», denunció José.

Los acontecimientos de desarrollaron a las 4 de la tarde aproximadamente, y la causa de la agresión tiene una razón abiertamente política, explicó Pimentel.

A pesar de los acontecimientos violentos efectuados por un grupo de habitantes de El Recreo, el camión cisterna llegó a su destino y la comunidad que le correspondía pudo obtener el preciado y vital liquido.

Ciudad CCS / Gustavo Vargas