Yazmín Cepeda

0

A más de un mes del fallecimiento de Yazmín Villegas, como realmente era su nombre pero le cambié el apellido por afecto y por el dolor solidario con mi gran amigo y admirado pintor Ender Cepeda, con quien convivió larga parte de su vida y me atrevería a decir que nunca vi tanto amor en el circuito de mis amistades. Siempre andaban juntos, cuando me invitaba mi querido amigo a dictar muchísimas conferencias sobre su obra, Yazmín siempre estuvo ahí, la última vez fue en Iartes, y por supuesto en nuestras fiestas de fumadores y roneros, le voy a enviar a Ender una foto de aquella memorable fiesta del Club de Fumadores en Pals. De pana que me conmovió su partida de mujer joven y bella, y si estas palabras soliviantaran un poquito el dolor de mi amigo, tal vez valgan la pena, aunque nunca he perdido un gran amor por desaparición física, no quiero ni imaginar ese inmenso dolor. Un abrazo fuerte, hermano querido. ¡Snif!

Me uno a los pinceles de luto de Ernesto Villegas y al mensaje de Alexis Blanco el día del deceso: “Gran abrazo de solidaridad infinita para el maestro Ender Cepeda de la noble Yazmín Villegas… QEPD”.

Y cierro con estos sentidos versos del escritor zuliano Alexis Fernández: “Surcas el sueño de la despedida/ desde esa casa en El Junko/ donde se encumbra el Caribe/ y Ender Cepeda/ cultiva sus mascarones de proa/ para el combate en el mar deslumbrado de su creación./ Una y mil rosas/ ha dispuesto Ender para Yazmín/ en su viaje al mar que iluminó su hogar. / El maderamen de la casa-taller en la montaña frente al mar se estremece ante la ausencia./ Sólo el amor, la ternura y la solidaridad/ acompañan la despedida./ El azul profundo de su adiós/ lleva las rosas del alumbramiento./ Los atardeceres enrojecidos/ y las mañanas encandiladas seguirán iluminando su viaje al infinito./ El imaginario de Ender/ seguirá entregando sus dones/ Yazmín se multiplicará en su despedida”.

HUMBERTO MÁRQUEZ