Abastos Bicentenario cumple 20 años al servicio del pueblo

0

La llegada de la Revolución Bolivariana fue garante de promover grandes beneficios para la población vulnerable, aquella que no tenía acceso a una alimentación digna y al alcance del bolsillo. Por esa razón el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías abrió paso a una red de distribución alimentaria de vanguardia, el 18 de junio del 2010, al que llamó Red de Abastos Bicentenario, S.A (RABSA). Una vez inaugurada esta institución ya se sumaría a las demás redes de alimentación como Pdval y Mercal.

Sonia Bermúdez, representante de la Gerencia de Comercialización de Abastos Bicentenario, da fe de que la misma ha cumplido con la labor de abastecer incesantemente a la población: “Gracias al trabajo mancomunado y en alianza con Mercal, nuestra red ha contribuido a salvaguardar con equidad y optimismo la atención para los más necesitados.

Los supermercados de nuestras redes siempre estarán a la vanguardia en comparación con el mercado especulativo”.

Abastos en transición

Con el surgir de la nacionalizada RABSA, extraída de la anterior Cadena Éxito perteneciente a la empresa Cativen, que fue expropiada el 28 de enero de ese mismo año por el Comandante Chávez, tras infringir reiterativamente en la especulación de precios, se materializa un sueño certero de elevar la plena Seguridad y Soberanía Alimentaria del país.

El primer establecimiento de la Red de Abastos Bicentenario, S.A, está ubicado en la parroquia La Vega de Caracas e inició sus operaciones para dar pie a 35 tiendas más a nivel nacional, las cuales venían trabajando anteriormente bajo el formato de Hipermercado Bicentenario. Una vez concretada la nacionalización, pasan a formar parte del sistema integrado de venta de alimentos del Estado, incrementando significativamente la atención de los sectores más pobres del país.

Los Abastos Bicentenario se conformaron con el ideal de expender productos alimenticios a precios accesibles por debajo del mercado especulativo, además de generar gran aceptación en la población que se ve beneficiada al mejorar ampliamente su calidad de vida. Tras su creación, se consolidan también las mejoras laborales de todos los trabajadores quienes requerían de reivindicaciones salariales y se les reconoció el esfuerzo puesto por sus años de servicio.

En este sentido, Bermúdez acota que desde su inauguración hasta ahora, los directivos han conllevado a una serie de cambios que, a su vez, contemplan la mejora de esta institución.

“La idea de enlazar otras corporaciones de seguridad alimentaria compromete a estar al lado del pueblo, el bachaqueo y la corrupción dentro de las instituciones han debilitado la promesa de promover la justicia social, recordemos al presidente Nicolás Maduro cuando a principio de 2016 expresó que la Red de Abastos Bicentenario se pudrió y necesita una urgente reestructuración”.

Se consideró una de las empresas alimentarias con calor de pueblo./Luis Bobadilla/archivo

De Bicentenario a tiendas CLAP 

Luego de que el presidente Nicolás Maduro se pronunciara en contra de una cúpula de corrupción que se ha venido perpetrando dentro de la red de alimentos, la misma comenzó a cerrar sus tiendas a nivel nacional quedando solo cuatro operativas. Según Bermúdez, esa transición de Bicentenario a Clap marcó un proceso de adaptación, “a nivel administrativo seguimos operando, la red de Bicentenario, a pesar de todo, seguirá siempre al lado de la revolución y cooperando con la seguridad alimentaria del país. En Caracas, dos grandes hipermercados pasaron a las Tiendas Clap, como es el caso de Plaza Venezuela (Zona Rental) y de Terrazas del Ávila, acatando las normas del Ejecutivo Nacional.”

Cabe destacar que la RABSA aún acompaña al pueblo en sectores de extrema vulnerabilidad, de igual manera impulsa un acompañamiento íntegro junto al Clap para facilitar que la alimentación llegue a las comunidades.

“Son 20 años de lucha en que nosotros como trabajadores de la alimentación nos vemos obligados a contribuir y ponernos en el luegar de todos. En lo que va de cuarentena, hemos distribuido en conjunto proteínas y otros rubros, uniéndonos al plan “casa a casa”, para así controlar que las mismas lleguen a las familias, además comprometidos con la prevención ante el COVID 19”, señaló.

Ciudad Ccs/José Antonio Valero